Coronavirus pudo haberse esparcido dos veces más rápido de lo que se pensaba, dice estudio

Foto: Cortesía

Internacional

El nuevo coronavirus se expandió en China mucho más rápido de lo que se pensaba anteriormente, dijo un equipo de investigación de Estados Unidos, sugiriendo que será necesaria una vacunación o inmunidad extremadamente generalizada por el mundo para poner fin a la pandemia.

Cada persona infectada al comienzo de la epidemia en Wuhan probablemente transmitió el virus a un promedio de 5.7 personas más, según un análisis matemático del Laboratorio Nacional de Los Álamos. Eso es más del doble de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras autoridades de salud pública informaron en febrero.

 

Los resultados del equipo abarcan únicamente el brote en China. Si son válidos en otras partes del mundo, la pandemia puede ser más difícil de controlar de lo que algunas autoridades habían modelado.

 

Con la tasa de propagación calculada en el estudio, alrededor del 82 por ciento de la población necesitaría ser inmune, ya sea a través de una vacuna o porque ya habían tenido la enfermedad, para evitar que el virus se propague, señaló el equipo de Los Álamos.

Sin dicha protección, se necesitarán altos niveles de distanciamiento social si más de una de cada cinco personas infecciosas no se diagnostica, indicaron los autores.

Los gobiernos de todo el mundo están tratando de averiguar cuándo y cómo salir de semanas de encierro, incluso cuando algunas partes de China renuevan las restricciones después de un nuevo brote. Casi 1.5 millones de personas han dado positivo en todo el mundo, incluidos varios casos recientes en China sin ninguno de los síntomas típicos de COVID-19.

 

"Pensar que estamos cerca de un punto final sería peligroso", comentó Hans Kluge, director regional de la OMS para Europa, en una sesión informativa este miércoles. La OMS ha dicho que será necesario un nuevo impulso para evaluar a los pacientes, aislarlos y rastrear sus contactos cercanos a medida que los países aflojen gradualmente las restricciones a la vida pública.

 

El informe de Los Álamos, publicado en Emerging Infectious Diseases, utilizó datos de viajes de teléfonos móviles e informes de casos de coronavirus fuera del epicentro temprano en la provincia china de Hubei para calcular su propagación. La disminución en los casos recientemente confirmados en China y Corea del Sur en marzo muestra que puede ser contenido, según el informe.

 

Temas relacionados: