18
Lun, Ene

Tres personas han presentado crisis convulsivas tras recibir la vacuna contra el COVID-19 en Mexico.

Foto: Cortesía

Nacional

Al menos 360 personas han presentado reacciones adversas después de ser vacunadas contra la COVID-19 en México, 12 de esos casos fueron de importancia grave, informó esta tarde Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

“La gran mayoría, 96 por ciento de estos eventos, son eventos leves. Cuando se hace la farmacovigilancia existen unos listados de posibles síntomas a vigilar, la enorme mayoría son reacciones que se sabe que pueden ocurrir y no ponen en riegos la vida de las personas”, dijo el funcionario en conferencia de prensa.

Sobre los 12 eventos graves dijo que ya fueron analizados y “la gran mayoría fueron descartados como posiblemente asociados a la vacunación”.

Detalló que en tres casos personas presentaron crisis convulsivas, uno de ellos es el de la doctora vacunada en Monclova, Coahuila, y quien fue trasladada a Nuevo León para ser internada; otro más en Tamaulipas y uno del que no dio información sobre el lugar donde se registró.

López-Gatell informó que 66 por ciento de los casos graves posiblemente atribuibles a la vacunación reportaron tener dolor de cabeza y 33 por ciento tuvieron fiebre. Además de estos síntomas, las personas con síntomas graves dijeron tener una sensación de debilidad, tener dificultad para moverse, mareos, dificultad para respirar, diarrea, taquicardia, tos, dolor muscular, de articulaciones, nausea, dolor abdominal, mientras que dos personas tuvieron vómitos.

“Por la advertencia que la propia compañía Pfizer-BioNTech hizo respecto a la alergia grave hay especial cuidado en vigilar a las personas que se conoce tienen historia de alergias graves, porque es una contraindicación relativa que si alguien tiene historia de alergia grave tiene que ser vigilado especialmente al respecto”, dijo el subsecretario.

El primer caso de reacción grave a la vacuna se reportó en México el 1 de enero, fue el de una doctora de 32 años que presentó erupción cutánea, crisis convulsivas, disminución de la fuerza muscular y dificultad respiratoria media hora después de recibir la vacuna en Coahuila. López-Gatell informó hoy que la médica sigue internada, pero su estado de salud mejora.

 

Temas relacionados: