Si uso cubrebocas, me protejo del COVID-19. ¿Pero también cuido a los demás? Esta es la respuesta

Foto: Cortesía

Internacional

¿Me protege un cubrebocas del COVID-19 o solo a las personas que me rodean?

Es probable que proporcione protección para ambos.

Los estudios sobre el nuevo coronavirus y otros gérmenes muestran que usar un barbijo ayuda a evitar que las personas infectadas transmitan la enfermedad a otras personas. La evidencia también sugiere que las máscaras pueden ofrecer cierta protección a las personas que las usan.

El virus se transmite a partir de las gotitas que las personas rocían al toser, estornudar o hablar. Las mascarillas quirúrgicas o de tela pueden bloquear la propagación de la mayoría de esas partículas.

Si bien es posible que algunas gotas aún se esparzan, el uso de un cubrebocas podría reducir la cantidad y beneficiar a los demás.

Las investigaciones muestran que las personas no se enferman tanto cuando se exponen a cantidades más pequeñas de virus, dijo Monica Gandhi, experta en virus de la Universidad de California en San Francisco.

Y los barbijos pueden proteger a las personas que las usan al reducir la cantidad de gotas de otras personas que podrían entrar en contacto con ellas.

En dos plantas de procesamiento de alimentos de Estados Unidos, donde se usaban cubrebocas y se producían grupos de infecciones, Gandhi señaló que la mayoría de los trabajadores que desarrollaron COVID-19 tenían una enfermedad leve o ningún síntoma.

La investigación sobre un coronavirus diferente también ha encontrado bajas tasas de infección entre las personas que con frecuencia empleaban barbijos en público.

Los expertos dicen que las mascarillas son particularmente importantes con el nuevo coronavirus porque las personas infectadas pueden ser contagiosas incluso si no tienen síntomas.

 

Temas relacionados: