Además de Trump, estos presidentes han enfermado de COVID-19

Foto: Cortesía

Internacional

El positivo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al coronavirus se suma al de un pequeño grupo de líderes que también pasaron el COVID-19, la enfermedad causada por el virus.

El mandatario tiene 74 años, lo que lo pone en un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves.

A continuación, un vistazo a otros líderes mundiales que pasaron el virus.

Boris Johnson

El primer ministro de Reino Unido fue el primer líder de peso que confirmó que tenía COVID-19.

Fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos de un hospital en abril cuando sus síntomas se agravaron drásticamente, un día después de ingresar para lo que se dijo eran pruebas rutinarias. Recibió oxígeno pero no necesitó un respirador, según funcionarios.

Más tarde, Johnson dio las gracias al personal del Servicio Nacional de Salud por salvarle la vida cuando su tratamiento podría haber “salido de cualquier manera".

Jair Bolsonaro

El presidente de Brasil anunció su enfermedad en julio y la utilizó para elogiar públicamente la hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria no testado para el COVID-19 que había promocionado como un tratamiento efectivo, y que él mismo estaba tomando.

Durante meses había 'coqueteado' con el virus ya que ignoraba la distancia social en animadas manifestaciones y alentaba a las multitudes en sus salidas de la residencia presidencial, a menudo sin cubrebocas.

Juan Orlando Hernández

El presidente de Honduras comunicó su positivo en junio, junto al de otras dos personas que trabajaban estrechamente con él. Hernández dijo que había comenzado lo que llamó “tratamiento MAIZ”, una combinación experimental y no probada de microdacina, azitromicina, ivermectina y zinc.

Pasó una breve estancia en el hospital y recibió el alta. Ha sumado su voz a los crecientes pedidos para un acceso equitativo a cualquier vacuna contra el COVID-19, y en la última Asamblea General de Naciones Unidas preguntó: “¿Se va a dejar morir a la gente?".

Alexander Lukashenko

El presidente de Bielorrusia, quien restó importancia a las preocupaciones acerca del virus calificándolas de “psicosis” y recomendó beber vodka para mantenerse sano, dijo en julio que había contraído el virus pero que era asintomático.

Este es uno de los pocos países que no tomó medidas generalizadas contra la pandemia. Entre los altos cargos de exrepúblicas soviéticas contagiados están el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, y el de Rusia, Mikhail Mishustin.

Alejandro Giammattei

El presidente de Guatemala anunció su positivo en septiembre. ““Mis síntomas son muy leves, hasta el momento tengo dolor de cuerpo, me dolía más ayer que hoy, como una buena gripe, me duele en la espalda”, explicó durante un discurso televisado. “No tengo fiebre, tengo un poco de tos”, añadió explicando que trabajará desde casa.

Jeanine Áñez

El virus llevó a la presidenta interina de Bolivia a aislarse en julio, pero dijo que se sentía bien.

Luis Abinader

El recién elegido presidente de República Dominicana contrajo el COVID-19 y se recuperó durante la campaña. Pasó semanas aislado antes de los comicios generales de julio.

Alberto II de Mónaco

El palacio de Mónaco dio a conocer en marzo que el monarca del pequeño principado mediterráneo había dado positivo al virus pero que su estado no era preocupante. Fue el primer jefe de Estado en anunciar públicamente su enfermedad.

Nuno Gomes Nabiam

El primer ministro de Guinea-Bissau precisó en abril que había dado positivo al COVID-19.

 

Temas relacionados: