01
Mar, Dic

¡A un lado, Pfizer! Moderna se alista para 'robar los reflectores' con datos de su vacuna contra COVID-19

Foto: Cortesía

Internacional

Ahora es el turno a Moderna de ser 'el centro de atención' del mundo.

El mismo aumento de casos de COVID-19 que contribuyó a la presentación de los resultados de la vacuna de Pfizer a principios de esta semana está ayudando a acelerar el ensayo de Moderna.

La compañía adelantó el miércoles que su estudio ha acumulado más de 53 infecciones, lo que permite comenzar un análisis preliminar de la efectividad de la vacuna. La acción de la compañía se disparó en bolsa.

Moderna no anticipó cuánto tiempo podría tardar un comité de control independiente en analizar los datos, pero comentó que podría llevar los datos al comité en cuestión de días.

“Moderna ha visto un aumento significativo en la tasa de identificación de casos en todas las localizaciones en la última semana”, explicó la compañía en un comunicado. “Como resultado, la compañía espera que el primer análisis intermedio incluya bastante más de 53 casos, el punto de activación objetivo para el análisis”.

Los datos preliminares sobre el estudio de Moderna se están preparando para su presentación a la junta de supervisión. La junta decidirá entonces si la vacuna es efectiva, si no funciona o si el ensayo debería continuar porque los resultados no son concluyentes.

La apuesta entre los expertos más destacados en la materia es que la terapia de Moderna, que utiliza una tecnología de ARNm similar a la de Pfizer, probablemente demostrará ser altamente efectiva, tal vez reflejando el anuncio de Pfizer a principios de esta semana de que su inyección parece ser más de 90 por ciento eficaz.

Te recomendamos: ¡Una nueva esperanza! Vacuna contra COVID-19 de Pfizer previene el 90% de infecciones: estudio

“En general, esperaría resultados similares” en el ensayo de Moderna, opinó Drew Weissman, inmunólogo y experto en ARNm de la Universidad de Pensilvania que ayudó a desarrollar modificaciones clave utilizadas en las vacunas de ARNm.

“Es difícil imaginar cómo podría ser muy diferente”, según Weissman, cuyo laboratorio recibe fondos de investigación de BioNTech, la compañía que se asoció con Pfizer en su vacuna.

Una cuestión de números

En los ensayos de vacunas, un cierto número de voluntarios, un porcentaje del cual recibe un placebo, deben infectarse para determinar si la vacuna funciona. Ello es más fácil de lograr con la pandemia en Estados Unidos registrando un récord diario de infecciones.

Pfizer registró un incremento importante de resultados en las últimas semanas que impulsaron esa prueba a la primera línea. Ahora el análisis inicial de Moderna podría llegar en unos días.

Pase lo que pase con la prueba, y no hay garantías hasta que se termine, los resultados seguramente tendrán un gran impacto en las acciones de Moderna, que han subido más de 300 por ciento este año.

Un análisis preliminar en el ensayo de Moderna probablemente ya habría estado disponible si la vacuna fuera solo 60 por ciento efectiva, según la firma de investigación Airfinity. No obstante, si la vacuna de Moderna resulta ser 90 por ciento efectiva, esa línea de tiempo se ampliaría y Moderna estaría obteniendo resultados ahora, consideró Airfinity.

Cuanto más efectiva sea una vacuna, más tardarán los casos en sumarse, ya que habría menos infecciones en la mitad de los participantes que recibieron la vacuna en lugar de un placebo.

La fuerte similitud con la exitosa vacuna Pfizer está aumentando la confianza en la de Moderna, que se desarrolló en colaboración con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EU (NIAID, por sus siglas en inglés).

El resultado de Pfizer “valida la plataforma de ARNm”, opinó Anthony Fauci, director del NIAID y principal experto en enfermedades infecciosas del Gobierno de Estados Unidos, en una llamada con los medios de comunicación.

 

Temas relacionados: