Vacuna contra COVID-19 hecha con nanopartículas genera respuesta inmune en pruebas preclínicas

Foto: Cortesía

Internacional

Una vacuna hecha con nanopartículas de proteínas ha mostrado una fuerte respuesta inmune contra el COVID-19 en ratones, de acuerdo con un nuevo estudio del científico de Scripps Research Institute, Jiang Zhu.

A diferencia de las otras vacunas que actualmente están en la carrera contra el coronavirus, en esta vacuna, a cada nanopartícula se le ensamblaron proteínas de punta, a través de un proceso de autoensamblaje "elegante", lo que asegura que cada nanopartícula tenga y conserve su forma de bola.

Esto es importante porque "cada nanopartícula imita la forma natural del virus para que el sistema inmunológico esté capacitado para reconocerla de inmediato", explicó.

“El diseño de nuestra vacuna permite que las células inmunitarias encuentren estas proteínas en una conformación más natural, incrustadas en una partícula esférica, para que sepan qué hacer cuando se enfrenten al virus en la vida real”, detalló Zhu, profesor asociado del Departamento de Biología Integrativa Estructural y Computacional, en una publicación de Scripps Research.

De acuerdo con la doctora Elia Brosla Naranjo Rodríguez, profesora de la Facultad de Química de la UNAM., una nanoparticula es “una partícula enana que para ser visible al ojo humano requiere de ser observada mediante un microscopio y es tan pequeña que tiene una dimensión menor a 100 nanómetros".

Las nanopartículas son más pequeñas que una hormiga, un punto escrito, un grano de sal, de arena, e incluso más pequeñas que el diámetro de un alfiler.

En esta nueva vacuna, a las nanopartículas se le ensamblaron proteínas que se asemejan a las que tiene el virus SARS-CoV-2.

Hay que recordar que “las proteínas son las herramientas que utiliza este virus para adherirse de manera eficiente e infectar células sanas, por lo que necesitamos que el sistema inmunológico las reconozca como el enemigo”, dijo Zhu.

El experto y su equipo identificaron que la mayoría de las vacunas que se están probando contra el virus tienen la proteína de punta conocida como S2P , por lo que decidieron compararla contra las proteínas que ellos elaboraron.

Losa resultados mostraron que la vacuna de nanopartículas de Zhu creó anticuerpos neutralizantes a niveles de hasta diez veces mayores que las proteínas S2P solas e indujo una inmunidad de células T muy necesaria.

“Nuestro estudio proporciona una vacuna contra el COVID-19 prometedora de próxima generación que está lista para su evaluación en ensayos en humanos”, detalló Zhu.

Zhu ha utilizado anteriormente su tecnología de nanopartículas para desarrollar vacunas contra otras enfermedades infecciosas como el SARS, MERS, VIH, RSV, Ébola, malaria y tuberculosis.

Su estudio fue financiado por institutos nacionales de salud y la empresa Ufovax.

 

Temas relacionados: