25
Vie, Jun

Por: Cortesía

Deportes

Previo a la pelea del 'Canelo' Álvarez', aficionados vuelven a la “vieja normalidad”

Pese a que ha registrado más de 50 mil decesos y casi tres millones de casos positivos, da la impresión de que la pandemia de Covid-19 no existe en esta entidad de Estados Unidos... Al menos no durante la pelea que sostendrán Saúl Álvarez (55-1-2, 37 KO's) y Billy Joe Saunders (30-0, 14 KO's), por los cetros supermedianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Asociación Mundial (AMB) y la Organización Mundial (OMB).

Es cierto que, mediante los altavoces del estadio AT&T, se "sugiere" al público utilizar cubrebocas, pero no es obligatorio. De hecho, la gente que no lo porta puede ingresar al inmueble sin la más mínima restricción.

La temperatura tampoco se mide a los asistentes y, debido a que habrá cerca de 70 mil espectadores, será imposible que exista distanciamiento social en las gradas.

Estas medidas sí fueron empleadas en las anteriores peleas del "Canelo" durante la pandemia: frente a Callum Smith (19 de diciembre en San Antonio) y Avni Yildirim (27 de febrero, en Miami).

Los pocos aficionados a los que se les niega el acceso al lujoso hogar de los Cowboys de Dallas se debe a que portan bebidas enlatadas o algún objeto punzocortante, pero no por la falta de cubrebocas.

Según cifras oficiales, 30% de la población en Texas ya recibió las dos dosis de la vacuna contra el Covid-19 o la de la farmacéutica Johnson & Johnson (que es una sola toma), mientras que al 40% ya se le aplicó por lo menos una dosis.

Los casi 70 mil asistentes a la función representarán el mayor número de aficionados en un evento deportivo en Estados Unidos desde marzo del año anterior, cuando comenzó la pandemia.

 

 

Temas relacionados: