La Copa Libertadores regresa a la actividad a pesar de que hay futbolistas contagiados

Foto: Cortesía

Deportes

Después de seis meses de ausencia, la Copa Libertadores regresa a su actividad este martes con partidos de la fase de grupos siendo el encuentro entre Jorge Wilsterman de Bolivia ante el Athletico Panaraense, el choque de levantará el telón en un regreso polémico debido a los problemas sanitarios que han presentado los clubes con contagios de COVID-19.

Desde este martes hasta el próximo martes, los juegos correspondientes a la tercera fecha de la fase de grupos se desarrollarán en las diferentes sedes en Sudamérica, sin gente y con protocolos de sanidad, aunque cada plantel podrá ser integrado hasta por 40 futbolistas, lo que implicará un movimiento importante de jugadores en los aeropuertos.

Uno de los equipos más afectados por el número de contagiados es Boca Juniors, de Argentina, que hace unos días arrojó un total de 22 futbolistas positivos, y si bien ya cumplieron con los 14 días de aislamientos, hay 18 que en sus test siguen arrojando positivo, aunque ya no representan un foco de infección.

Será el jueves cuando los xeneizes jueguen ante Libertad, en Paraguay, cotejo para el que podría tener como ausente al técnico Miguel Ángel Russo, aunque los jugadores que siguen como contagiados podrán hacer el viaje e incluso disputar el encuentro, a pesar de ser portador del virus.

Al respecto, Libertad emitió un documento que se hizo público en redes sociales en el que piden que se respeten las medidas sanitarias y que los jugadores positivos no vean acción, algo que finalmente no procederá y los argentinos podrán contar con todos sus jugadores.

Serán un total de 16 partidos los que se disputen durante los tres días y entre los 32 equipos, solo hay un futbolista mexicano siendo el atacante de 29 años, Luz Rodríguez, quien es parte del Estudiantes de Mérida, de Venezuela, que jugará este miérocles en casa ante Alianza Lima de Perú.

 

Temas relacionados: