19
Mar, Ene

La tierra enfrenta una extinción masiva cada 27 millones de años, sugiere un estudio

Foto: Cortesía

Cultura

UN NUEVO ESTUDIO SUGIERE QUE EN NUESTRO PLANETA OCURRE UNA EXTINCIÓN MASIVA CADA 27 MILLONES DE AÑOS, EN UNA ESPECIE DE CICLO DE CATACLISMOS.

El desarrollo de la vida en la Tierra no es lineal. Su explosión en una multitud de tamaños, formas y colores de seres vivos depende de un frágil equilibrio entre las condiciones del planeta y la capacidad de adaptación de las especies. 

Cuando estas condiciones varían súbitamente, la mayoría de las especies desaparecen y surge una nueva oportunidad para el desarrollo de organismos mejor adaptados: estos momentos son conocidos como extinciones masivas y a partir del registro fósil, se tiene el conocimiento de al menos cinco eventos que acabaron con más de la mitad de especies en la Tierra.

A partir del análisis estadístico de millones de datos, y por más increíble que parezca, un estudio elaborado por la Universidad de Nueva York considera que las extinciones masivas que acaban con los tetrápodos (vertebrados de cuatro patas) parecen seguir un ciclo que se renueva cada 27 millones de años, cuando alguna catástrofe recrudece las condiciones de vida en el planeta y pone fin a la mayoría de especies animales terrestres.

UNA CATÁSTROFE CADA 27 MILLONES DE AÑOS

Una de las explicaciones para dar forma a esta hipótesis está relacionada con el movimiento del Sistema Solar alrededor de la Vía Láctea, un periodo de aproximadamente 800 millones de años, en el que nuestro vecindario cósmico atraviesa el plano medio de la galaxia cada 30 millones de años.

El equipo sugiere que la coincidencia clave entre este ciclo y las extinciones masivas se debe al aumento de lluvias de cometas, cuando la Tierra atraviesa una región con multitud de enormes rocas con el potencial de impactar en ella y provocar un impacto catastrófico:

“Parece que los impactos de grandes cuerpos y los pulsos de la actividad interna de la Tierra que propician un vulcanismo de flujo de basalto marchan al mismo ritmo de 27 millones de años que las extinciones, tal vez al ritmo de nuestra órbita en la galaxia”, explica Michael Rampino, autor principal de la investigación y Biólogo de la Universidad de Nueva York.

Según el estudio, otro factor clave para explicar estos cataclismos está en las erupciones basálticas de volcanes gigantes que cubren enormes áreas de lava, una característica común en las cinco extinciones masivas conocidas hasta ahora y otras tres más pequeñas. 

Desde esta perspectiva, la combinación entre los impactos de meteoritos y una actividad volcánica intensa, provoca un ambiente hostil para la mayoría de formas de vida (como la disminución de la temperatura, el aumento de la radiación o la lluvia ácida), dando paso a una extinción masiva.

MUY INTERESANTE. 

 

 

Temas relacionados: