Por: Cortesía

Tlaxcala

Pese a bajos niveles en presas, desbordamientos en Tlaxcala se deben a taponamientos naturales

Al 30 de junio, las 16 presas en Tlaxcala se encuentran en promedio al 27.60% de su capacidad de conservación, según la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC). A pesar de este bajo nivel de almacenamiento, la dependencia aclaró que los recientes desbordamientos de ríos se deben a taponamientos naturales que afectan el cauce de los mismos.

Javier Benítez Moreno, director operativo de la CEPC, explicó que actualmente no existen situaciones de riesgo inminente en las áreas cercanas a las presas. Según los datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), las dos principales presas del estado, San José Atlanga en Atlangatepec y Mariano Matamoros en Ixtacuixtla, tienen un almacenamiento del 45.79% y 77.14%, respectivamente.

El resto de las presas se encuentra al 27.60% de su capacidad, condición que no representa un peligro para la población ni para las construcciones en las cercanías. Sin embargo, Benítez Moreno señaló que la semana pasada se produjo el desbordamiento de un río en la comunidad de La Trinidad Tenexyecac, atribuyéndolo a obstrucciones en los cauces.

En una entrevista, Benítez Moreno comentó: “En realidad, se debió a un taponamiento porque no se ha hecho desazolve en esa corriente. Cuando llueve intensamente, el desbordamiento ocurre y es una situación que ya conocemos. Debemos incentivar actividades de prevención, como la limpieza y la revisión constante de diques o muros de contención.”

El funcionario subrayó que en caso de fracturas o fugas, es esencial atenderlas de inmediato en coordinación con las autoridades correspondientes. Destacó que la limpieza de los cauces es responsabilidad de los ayuntamientos, especialmente durante las temporadas de lluvias y ciclones que aumentan el volumen de agua. Sin embargo, muchas veces, las obstrucciones son causadas por elementos naturales como ramas y hojas, que crean tapones en los cauces.

Benítez Moreno también abordó el impacto de un reciente taponamiento en Ixtacuixtla, que afectó a seis viviendas y aproximadamente 35 personas. Aseguró que estas familias han recibido apoyo y están siendo asistidas en el fortalecimiento de sus viviendas para prevenir futuros problemas.

 

Temas relacionados: