14
Dom, Ago

Por: Cortesía

Tlaxcala

Niega Alcalde de Apizaco acceso a Derechos Humanos

Tlaxcala, Tlax.- El edil de Apizaco, Pablo Badillo Sánchez fue requerido por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), para comparecer y dar motivo a su negativa de aceptar la Recomendación 02/2021 dirigida en contra de un presidente de comunidad de su municipio en agravio a los derechos humanos al trabajo y la libertad sexual de tres mujeres.



De acuerdo con la CEDH, Pablo Badillo Sánchez negó la recomendación emitida en 2021 bajo la presidencia de Julio César Hernández Mejía quien también se negó; no obstante el organismo garante recordó que: “el hecho de que la autoridad recomendada, entonces presidente de comunidad de San Luis Apizaquito, haya dejado de ostentar el cargo, no exime al Estado, en este caso al Honorable Ayuntamiento de Apizaco, continuar el seguimiento de la Recomendación”.

Fue precisamente en 2021 que José Reynaldo Roberto Lozada Hernández, entonces presidente de comunidad de San Luis Apizaquito que fue señalado por violentar el derecho a la libertad sexual de una mujer y transgredir el derecho al trabajo de otras dos féminas.

La primer denunciante señala en su denuncia que el ex representante de comunidad ejerció acoso en su contra y al no lograr su cometido amenazó con despidos, descuentos salariales entre otras vejaciones

Las otras víctimas también acusaron malos tratos, falta de pago por actividades adicionales a su jornada laboral, negación de permisos de inasistencia e incluso negativa para proporcionarles herramientas de trabajo y finalmente despedidas de forma injustificada.

En esta ocasión y de nueva cuenta la autoridad apizaquense niega el acceso íntegro a los derechos humanos de las víctimas a casi un año de haber sido emitida la recomendación hecha el 10 de agosto de 2021.

La CEDH aclara que de continuar en negativa, Pablo Badillo Sánchez incurriría en violaciones al artículo 1 de la Constitución el cual refiere que: “todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad”.

Así como se enfrentaría a una investigación y sanción así como la integra reparación del daño y de las violaciones a derechos humanos cometidas por esta misma autoridad.

De esta manera Pablo Badillo negó también dar seguimiento al procedimiento administrativo, otorgar atención psicológica, reparar las pérdidas económicas de las víctimas, el ofrecimiento de una disculpa pública y a presentar la correspondiente denuncia en contra del principal señalado, e incluso se negó a la creación de una Unidad de Género, entre otras recomendaciones hechas por la CEDH.

Relacionado

 

 

Temas relacionados: