14
Dom, Ago

Por: Cortesía

Tlaxcala

Decomisan 2,500 vapeadores y cigarros electrónicos, en Tlaxcala continúa operativo

Tlaxcala, Tlax.- En Tlaxcala los operativos en establecimientos y centros comerciales para el decomiso de vapeadores y cigarros electrónicos para su destrucción lleva una cifra de 2 mil quinientos artículos, evidenció el titular de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios de Tlaxcala (COEPRIST), Francisco Jiménez Campos.

Estos operativos dijo, llevan en promedio 10 acciones en la entidad y pretenden ampliar lo más que sea posible ante el llamado a la población de denunciar esta venta ilegal de vapeadores y cigarros electrónicos, en cualquiera de los municipios y ciudad capital.

Las acciones, explicó son en cumplimiento al Decreto publicado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pero sobre todo para el cuidado de la salud de las personas, ello toda vez que explicó, estos dispositivos tienen el contenido de 10 cigarros en tan solo carga del equivalente de nicotina, lo que evidenció es un mayor riesgo para los fumadores.

“El mismo daño que hacen los cigarros por el alto contenido de nicotina lo tienen todavía algunos vapeadores o cigarros electrónicos, incluso como usa acetato de Vitamina E, hace que se destruyan los alvéolos de los pulmones, son más dañinos los dispositivos electrónicos o llamados también vapeadores”, aseveró.

Respecto a los operativos emprendidos, explicó que estas revisiones se han hecho en establecimientos ubicados en la capital de Tlaxcala, los municipios de Apizaco y Zacatelco, así como en el centro comercial Gran Patio en Apetatitlán.

No obstante, Jiménez Campos llamó a la población a denunciar la venta de estos artículos, pues evidenció que ello es ilegal, “queremos que por favor nos avisen dónde están expidiendo estos dispositivos electrónicos o vapeadores, ya lo dijo el presidente de la república en el Decreto que hizo, no deben existir y su importación es ilegal, tenemos que confiscarlos y destruirlos”, puntualizó.

Y agregó, “sí acudimos ante una denuncia, nuestros ojitos de la población nos anuncian donde hay vapeadores, para ir por ellos”.

Finalmente, sobre estos 10 operativos evidenció que en algunos de los casos los dueños y empleados de los establecimientos han escondido el producto cuando las autoridades han llegado, pero que tienen la facultad de detectar esas anomalías y confiscar la mayoría, para evitar que se sigan vendiendo.

 

Temas relacionados: