Por: Cortesía

Tlaxcala

Decenas de pacientes de hemodiálisis se manifiestan contra el cambio de clínica

Tlaxcala, Tlax., La mañana de hoy, decenas de derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que se encuentran en tratamiento de hemodiálisis, junto con sus familiares, se manifestaron frente al Hospital General de Zona 01 del IMSS en la Loma Xicohténcatl, Tlaxcala. En un acto de desesperación y lucha por su salud, los manifestantes cerraron la Avenida Universidad, rechazando el cambio de su clínica de hemodiálisis de Esterinova a Certeza debido a diversas irregularidades.

Los pacientes renales y sus familiares denunciaron que los cambios periódicos de clínica interrumpen sus tratamientos, poniendo en grave riesgo su salud. Estos traslados no solo afectan su bienestar físico, sino que también les obligan a realizar estudios adicionales y cumplir con nuevos requisitos, lo que les genera pérdidas económicas y de tiempo significativas.

Un grupo de manifestantes expresó su preocupación por la calidad del servicio en la clínica Certeza, ubicada en Totolac. Según sus testimonios, durante su tiempo en esta clínica, murieron doce pacientes debido a presuntas fallas en el tratamiento de hemodiálisis. En contraste, afirman que la clínica Esterinova, ubicada en Tepehitec, les proporciona un servicio adecuado y confiable.

La protesta no estuvo exenta de tensiones. Se registraron conatos de bronca cuando algunos derechohabientes y trabajadores del IMSS intentaron entrar o salir del hospital, generando molestias y confrontaciones. La situación subraya la gravedad del problema y la urgencia de una solución que respete las necesidades y los derechos de los pacientes.

Los inconformes hicieron un llamado a las autoridades para que respeten su derecho a recibir tratamiento en una clínica donde se sientan seguros y bien atendidos. Rechazaron enfáticamente el cambio a la clínica Certeza y pidieron que se mantenga su atención en Esterinova.

Este acto de protesta refleja la angustia y el descontento de los pacientes renales del IMSS en Tlaxcala, quienes se ven forzados a luchar no solo contra su enfermedad, sino también contra un sistema que, según ellos, no les garantiza un tratamiento adecuado y continuo. Las autoridades sanitarias y del IMSS tienen ahora la responsabilidad de escuchar y responder a estas demandas legítimas para evitar que se repitan situaciones similares y asegurar que los pacientes reciban el cuidado que merecen.

 

Temas relacionados: