“Debe de existir una regulación de lo que se puede publicar en redes sociales”: ex presidente del TSJE de Tlaxcala

Foto: Rommel Pichardo

Tlaxcala

Tlaxcala, Tlax.- Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez, ex presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado (TSJE) y actual magistrado titular de la Tercera Ponencia de la Sala Penal Especializada en Administración de Justicia para Adolescentes, expresó su preocupación para que exista una regulación referente a los que se puede publicar a través de redes sociales, esto referente a la situación en la que se vio involucrado  en una supuesta repartición de 10 millones de pesos que fueron regresados por el SAT y que se repartieron entre los magistrados en diciembre pasado. 

Jiménez Martínez, aseveró que él, no puede poner una demanda por la filtración de un audio en medios digitales, sobre donde supuestamente habla que hay 10 millones que se pueden repartir, porque no hay a quién denunciar, ya que no hay restricciones en este sentido, sobre todo que puedan ser castigadas de manera legal.

“No se puede poner una demanda, porque fue una situación oculta e ilícita, pero ante el tribunal de las redes sociales, conoce una noticia y dicta la sentencia; habrá de regular, porque no se tiene a quien denunciar”.

Subrayó, que esto se tiene que regular pues si ya existen regulaciones en la prensa escrita, radio y televisión, debe de existir en este nuevo mundo, porque las redes sociales pueden acabar con la reputación y vida de una persona, lo cual es grave.

Asimismo, y de una manera pausada y quizás titubeante, dijo desconocer si esa acción en la que se vio envuelto influyera para no ser reelegido en el cargo que ostentaba, empero, recalcó que el audio que se filtró poco antes de que presentara su informe anual, se trató de una situación dolosa.

“Ese audio está editado, corresponde a una reunión de trabajo de más de dos horas, se tomaron fragmentos para ir construyendo esa especie de broma, pero realmente no existe ningún desvío en ese sentido estamos muy tranquilos”.

Aseveró que va estar al tanto del juicio político en su contra, después de que un grupo de litigantes solicitó este al congreso local, pero destacó que todas las pruebas estén en sus manos serán aportadas.

Afirmó que se va satisfecho de su labor frente de este poder, sobre todo porque se trató de siete meses de arduo trabajo, donde hubo avances sustanciales en los salas de este; y seguirá trabajando en la sala penal que le corresponde, como lo ha hecho en los últimos años, con el mismo cuidado y esmero, por lo que no pedirá licencia en lo que se lleva el juicio político en su contra.

“Nosotros tenemos la madurez necesaria para trabajar con quien esté al frente del tribunal, no necesariamente debo ser el presidente para poder trabajar y aportar en beneficio de la institución; creo que todos los magistrados debemos trabajar en beneficio de la institución”, culminó.

 

Temas relacionados: