25
Sáb, Sep

Por: Cortesía

Puebla

Sismos son fenómenos naturales aleatorios, difíciles de predecir

Puebla, Pue.- El sismo que se registró el día de ayer martes 7 de septiembre, en las costas de Guerrero, fue muy superficial, es decir, fue de 10 kilómetros de profundidad y recordar que cuando se presentan los sismos en las costas de Guerrero, vienen con mucha energía y varios de los que se han sentido en Puebla, provienen de la costa del pacífico.

Cuando un sismo es muy superficial, las ondas sísmicas se hacen muy eficientes y producen lo que nosotros conocemos como ondas superficiales, con mucha más amplitud, es decir, registran más movimiento que los temblores con ondas T o S, como se conocen en este campo de estudio, señaló Hugo Ferrer Toledo, profesor investigador de la Facultad de Ingeniería Civil de la UPAEP.

Dijo que los temblores se registran por la acumulación de energía y que constantemente se está liberando, pero en ocasiones con la presencia de sismos profundos, sismos someros e intermedios y en otras ocasiones, más hacia adentro de la corteza del territorio nacional o hacia el mar.

Por su parte, Eduardo Ismael Hernández, profesor de la Facultad de Ingeniería Civil de la UPAEP, manifestó, los sismos como fue el caso del registrado el día de ayer y del hace 4 años, que sólo coincidieron con el día, cada uno de ellos se presentaron con diferentes características, magnitud y lugar de aparición y que a su paso pueden dejar daños o no, por magnitud y distancia con que se registran.

Ismael Hernández indicó que el hecho de que en el mes de septiembre tiemble en nuestro país, no quiere decir que sea un mes exclusivo para que se registren estos movimientos telúricos, aunque haya varias coincidencias, con la presencia de estos fenómenos naturales en este periodo del año, es un fenómeno aleatorio, no hay una metodología científica para predecir con mucho tiempo de antelación la presencia de un sismo.

 

Temas relacionados: