Señala Barbosa a la familia Valencia como responsables de varios delitos; ya hay orden de aprehensión en su contra

Foto: Cortesía

Puebla

Puebla, Pue. A pesar de que miembros de la familia Valencia Ávila han asegurado que no son perseguidos por la ley, el gobernador del estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, aseguró que sí existe una orden de aprehensión en contra por estar vinculados a presuntos actos delictivos, como asesinatos, en la zona de la Sierra Norte Poblana.

La familia que desde 2008 ha encabezado el Ayuntamiento de Venustiano Carranza a través de distintos partidos políticos, ha sido señalada por el mandatario estatal por estar vinculada a bandas dedicadas a la venta de combustible robado, actividad ilícita que en octubre del año pasado evidenció fue encubierta por la propia policía municipal de aquella demarcación, además de que este comportamiento fue solapado por las últimas tres administraciones estatales, incluido el interinato de Guillermo Pacheco Pulido.

"Los señores Valencia y sicarios bajo su mando constituyeron un cartel violento, que implantó un régimen de terror, miedo y control político, social, económico en toda la zona de la que provienen, que fue protegido por gobiernos anteriores, gobiernos estatales panistas, con niveles de relación personal, pero también por un gobierno anterior priista, en donde empezaban", apuntó el jefe del Ejecutivo.

Miguel Barbosa expresó que la protección de anteriores gobernadores quedó en evidencia cuando asumió su cargo como gobernador estatal y corroboró que en Venustiano Carranza, la familia Valencia tenía control en Ministerios Públicos, policías estatales y ministeriales, así como del cuerpo policiaco.

"El gobierno interino con alguien que no quiero decir su nombre permitió que continuará eso. Ellos son presuntos responsables en la comisión de varios delitos, razón por la cual la autoridad judicial ya dictó en su contra una orden de aprehensión, estos señores han salido a decir que contra ellos no ha habido nada. La autoridad judicial dictó orden de aprehensión", profirió.

El morenista sentenció que su gobierno no recibe amedrentamiento de delincuentes, por lo que aseveró que en este caso se hará justicia con la aplicación de la ley.

 

 

Temas relacionados: