Barbosa le da la espalda al CCE; "asumieron una posición de rivalizar conmigo"

Foto: Cortesía

Puebla

Puebla, Pue. El gobernador del estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, anunció que la fecha tentativa para la reapertura progresiva y ordenada de comercios no esenciales sería el próximo viernes 7 de agosto, aunque aclaró que esto dependerá en gran medida de las condiciones en las que la entidad se encuentre para entonces ante la pandemia del Covid-19.

El mandatario estatal manifestó que en esta próxima reapertura, los negocios deberán operar al 30 por ciento de su capacidad y señaló que la titular de la Secretaría de Economía, Olivia Salomón Vibaldo, definirá junto con los empresarios el giro de los comercios que volverán a actividades, aunque se prevé que en su mayoría sean restaurantes y cafeterías, así como empresas dedicadas a la fabricación de productos de higiene personal.

Lo anterior fue acordado tras una reunión virtual que el jefe del Ejecutivo y la secretaria de Economía sostuvieron el día de ayer con 75 empresarios representantes de distintos sectores económicos de Puebla, sin embargo, en dicho encuentro no participaron integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Ante esto, Miguel Barbosa simplemente declaró que la ausencia de los integrantes del Consejo Empresarial se debió a que ellos ya asumieron una posición de rivalización contra él. Y es que recientemente criticó a la cúpula por tener intereses políticos y buscar una confrontación contra su gobierno durante la actual contingencia.

De igual forma, Barbosa Huerta comentó que la mencionada reapertura también contempla a iglesias y todas las actividades religiosas, que de igual forma se tendrá que desarrollar de forma progresiva y gradual.

 

 

Temas relacionados: