Patricia Armendáriz: la única mujer empresaria en la comitiva de AMLO en EUA

Foto: Cortesía

Política

Patricia Armendáriz Guerra, directora general de Financiera Sustentable y consejera de Banorte, será la única mexicana mujer empresaria que acompañará a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente de México, en la cena con Donald Trump en la Casa Blanca, este miércoles.

En su cuenta de Twitter, la empresaria manifestó su orgullo por representar a las mujeres mexicanas en el encuentro Trump-López Obrador.

“Representando a las mujeres empresarias mexicanas en la cena de alto nivel, encuentro Trump-López Obrador”, escribió.

Armendáriz Guerra es especialista en regulación bancaria, fue vicepresidenta de Supervisión Bancaria en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

También fue directora Asociada en el Banco de Pagos Internacionales, organismo encargado de emitir reglas de supervisión y regulación de bancos internacionales a través del Comité de Basilea, del cual formó parte para evaluar el impacto de las reglas en bancos de países emergentes.

No quería trabajar en el sector financiero

El sueño de Patricia Armendáriz era combatir la pobreza o desarrollar programas de empleo en México, no trabajar en el sector financiero; sin embargo, un encuentro fortuito con Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda, la llevó por ese camino.

“En 1990, vivía en Nueva York, estaba terminando mi doctorado en Economía del Empleo en la Universidad de Columbia y acompañé a mis compañeros a una reunión con Pedro Aspe, quien ya era secretario de Hacienda (…) Pedro me preguntó que hacia a dónde me dirigía, le dije que al Banco Mundial (…)me platicó que en México había buenas oportunidades, le expresé que no quería trabajar en el sector financiero y me dijo ‘no te preocupes’.

“Llegando a México, lo primero que hizo mi mentor fue atascarme de libros sobre liberalización de servicios financieros en el mundo, ni siquiera sabía por qué la especialización, pero durante un año aprendí todo al respecto. En 1991, me convertí en el negociador de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en servicios financieros”, comentó en entrevista con El Economista.

Zedillo le pide irse de México

En 1999, Ernesto Zedillo, entonces presidente de México, llamó a Patricia Armendáriz para pedirle que se fuera de México, porque, le advirtió, la acusarían del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa).

“Me dijo ‘te van a acusar del Fobaproa, porque tú fuiste quien intervino bancos, la que cerraste bancos, vete de México’. En ese momento, se perfilaba el cambio de gobierno al panismo y los zedillistas no eran bienvenidos. Yo sólo hice mi chamba, que era recomponer el sistema bancario”, recordó.

Fue así que “fue a tocar puertas al extranjero” y se convirtió en directora asociado del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

“Ahí estuve negociando con grandes banqueros, negocié el Tratado de Basilea, era la única mujer y del tercer mundo, y me volteaban a ver como ‘qué está haciendo esta señora en Comité de Basilea’, y fue donde se dieron cuenta de que podía ayudarlos para ver si funcionaba Basilea para México, Brasil, Argentina, Rusia, para países con estados financieros de baja categoría subdesarrollados, y aprendí a moverme entre ellos, entre Guillermo Ortiz, que ha sido un mentor para mí”, detalló.

En octubre de 2001, la ahora directora general de Financiera Sustentable volvió a México, como directora de Banorte.

 

Temas relacionados: