Para todo mal, mezcal... y para el insomnio también: este y otros remedios para tu problema de sueño

Foto: Cortesía

Nacional

El insomnio es otra de las consecuencias de la contingencia sanitaria por la pandemia del COVID-19 y el distanciamiento social. Por esta razón, es necesario tomar las riendas de nuestros hábitos de sueño y alimenticios para evitar la aparición de enfermedades.

Las personas no se levantan a la hora acostumbrada para llegar a la escuela o al trabajo, han disminuido su actividad física, toman siestas durante el día y pasan más tiempo con dispositivos electrónicos que emiten luz brillante y afectan el sueño, afirmó Ulises Jiménez Correa, investigador de la Clínica de Trastornos del Sueño, de la Facultad de Medicina de la UNAM.

El mundo se encuentra viviendo varias crisis, la que más preocupa es la económica. Sin embargo, hay otras que también son importantes, como el estrés y el insomnio actualmente presentes en muchas personas, ya que puede repercutir directamente en el bienestar, por ende, en sus actividades laborales o particulares, disminuyendo su calidad de vida.

Por esta razón, te dejamos cinco recomendaciones que podrán ayudar a mejorar la calidad del sueño y disminuir la sensación de agotamiento, pues descansar es primordial para tener buena salud cardiovascular, así como para mantener fortalecido al sistema inmunológico.

1. Beber mezcal de manera regular y con moderación, aporta varios beneficios a tu salud, gracias a las propiedades del maguey, así como a los efectos de la macrobiata, afirman especialistas del Instituto de Biología de la UNAM y de la Universidad Iberoamericana. Este destilado reduce la acción de hormonas del estrés. Esto favorece una mejor calidad del sueño.

2. Evita la estimulación luminosa brillante de los dispositivos electrónicos antes de ir a la cama, pues no permiten que produzcamos melatonina, sustancia necesaria para empezar a dormir.

2. Tener contacto social virtual para disminuir el estrés. “Si bien no podemos visitar a nuestros seres queridos, sí se pueden hacer videollamadas o videoconferencias para saber cómo están y conversar”, señala Jiménez Correa.

4. Ejercicio por la mañana: se recomienda fomentar la actividad física durante las primeras horas del día ya que la estimulación en el cuerpo causada por el ejercicio durante la noche, podría impedir a conciliar el sueño. Recuerda que es importante que te ejercites en casa.

5. Dulces cerezas, dulces sueños: esta fruta es una ayuda natural y deliciosa para mejorar la calidad del sueño, gracias a la melatonina que contienen. Comerlas una hora antes de acostarse podría ayudar a estabilizar y regular los patrones de sueño.

6. Evitar el consumo de bebidas energizantes: de preferencia no beberlas por lo menos seis horas antes irse a la cama.

Es necesario tomar las riendas de nuestros hábitos de sueño y alimenticios en estos momentos de aislamiento social, para mantener el equilibrio físico y mental.

Descansar, hacer ejercicio y tener una dieta equilibrada son tres de los principales factores externos que pueden ayudar a fortalecer nuestras defensas.

 

Temas relacionados: