'No nos dieron atole con el dedo', dice Adrián LeBarón tras salir de reunión con AMLO

Foto: Cortesía

Nacional

La reunión de ayer con el presidente Andrés Manuel López Obrador, poco cambió el ánimo de Adrián y Julián LeBarón. A pesar de haber sido una reunión “productiva”, lamentaron que hayan tenido que acudir personalmente con el titular del Ejecutivo federal para que haya detenidos por el asesinato de tres mujeres y seis niños integrantes de su familia, por lo que seguirán exigiendo justicia.

 

Entrevistado por reporteros a su salida de Palacio Nacional, Adrián LeBarón se dijo contento porque no les dieron "atole con el dedo" sobre las investigaciones del asesinato de nueve de sus familiares en noviembre, y pidió al país seguir insistiendo para obtener resultados.

 

“Sí hay avances, estamos contentos con los resultados hasta hoy de la investigación, pero no podemos decir más porque es peligroso incluso para nosotros mismos", declaró brevemente afuera de Palacio Nacional.

 

“Que sean valientes, que sigan preguntando, dice Julián: ¿Y qué dices de los tres detenidos?, Ah pues ya sabemos cómo detener delincuentes, vámonos al Palacio Nacional”, comentó luego de recibir los avances de la investigación que realiza la Fiscalía General de la República (FGR) y que derivó en la detención de al menos tres sujetos relacionados con el multihomicidio del pasado 4 de noviembre.

 

Aunque celebró que el gobierno federal no les haya querido engañar o distraer, sí consideró que la investigación “está a medias”.

 

"Tenemos una reunión con él (López Obrador) en un mes. Yo sé que esto es con calma y estamos dispuestos a esperar", agregó.

 

“Estamos contentos de que no nos dieron atole con el dedo, estamos contentos, pero no nos podemos expresar, está peligroso para nosotros mismos”, refirió.

 

Reconoció que los resultados de la investigación no serán inmediatos, pues “así es nuestro México”, por lo que están dispuestos a esperar desde su rancho, en Bavispe, Sonora.

 

“Yo sí creo que el compromiso está, pero sí veo un grado difícil, es un grado de impotencia de mi parte, yo me siento impotente y el Presidente dice ‘sí, está muy difícil’, yo le doy toda la razón”, explicó.

 

Confirmó también que el gobierno de Estados Unidos ya está colaborando con México en el caso en cuanto a la logística, y destacó que sus dichos se han malinterpretado, pues él nunca solicitó una intervención.

 

Al respecto, Julián LeBarón detalló que se acordó colaboración, y se pronunció por la unidad nacional “para atender el problema de inseguridad”, pero advirtió que no por eso dejarán de exigirle al gobierno federal que cumpla.

 

“Aquí estamos diciendo que no somos enemigos de las autoridades, queremos hacer de nuestra parte lo que se requiera”, añadió.

 

Al encuentro privado acudieron, además de una treintena de familiares de los LeBarón, el titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, así como el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien adelantó que se realizará una reunión más a principios del próximo año para dar avances de las investigaciones.

 

Consultado sobre si pedirá apoyo al Gobierno de Estados Unidos, explicó que nunca se “consideró solicitar intervención”, sino que la intención era tener asistencia técnica, logística, inteligencia, misma que ya se está brindado.

 

Entrevistado por separado, el canciller Marcelo Ebrard adelantó que será el próximo mes en Bavispe, Sonora, cuando se vuelvan a reunir con los integrantes de la familia.

 

“Se les dio un reporte por parte de la Fiscalía General de la República y se acordó una reunión en un mes, el presidente tiene que seguir trabajando en otras partes del país”, apuntó.

 

Se refirió al encuentro de este lunes como una reunión “muy buena, muy cordial” y, cuestionado sobre esta, explicó que los asistentes a la reunión viven en México, “por lo tanto el tema con Estados Unidos fue colateral”.

 

“¿y qué se dijo ahí? cooperación sí, intervención no”, acotó.

 

En la reunión estuvieron presentes el presidente de la República, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el titular de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; así como el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero.

Más temprano, al llegar al encuentro, Julián LeBarón declaró que esperaba respuestas sobre quién ordenó el asesinato de sus familiares y de integrantes de la familia Langford el 4 de noviembre.

“No sabemos qué esperar, queremos respuestas de quiénes lo hicieron. Muchas gracias por el apoyo, venimos en ánimo de recibir respuestas. Queremos saber quién dio la orden”, comentó LeBarón entre empujones y preguntas de la prensa.

Contó que autoridades federales les revelaron que los asesinos de tres mujeres y seis niños de las familias LeBarón y Langford serían del municipio de Janos, Chihuahua.

LeBarón respondió brevemente sobre la información que les entregaron, luego que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó el domingo sobre la detención de presuntos participantes en el asesinato múltiple.

“Nos dijeron que son de Janos los detenidos. Janos es un municipio muy pequeño. Nosotros queremos saber quiénes fueron”, insistió LeBarón.

Con gran hermetismo, entró a la reunión y se disculpó por no dar mayores declaraciones. “Vamos a ver. Vamos a hablar con él (con López Obrador), a ver qué nos dice”, expresó.

Julián LeBarón consideró que son “muy cínicos” por confiar en que habrá justicia para esclarecer los hechos.

"López Obrador ha dicho que habrá justicia, ¿confían en ello?", se le preguntó previo a su llegada. “Somos muy cínicos después de tantos años”, contestó a reporteros.

También previo a la reunión, Adrián LeBarón expresó que pedirá al mandatario que los nombre a él y a su hermano Julián como embajadores cívicos por la paz.

En declaraciones a Notimex a su llegada al recinto, LeBarón explicó que se trata de un proyecto que ya han madurado en la región de Sonora, donde viven, y se trata de sentar las bases para tener municipios en paz por todo el país.

El domingo, al mismo tiempo que ocurría el mensaje del mandatario federal en conmemoración de su primer año de Gobierno, se manifestaron los LeBarón y otras personas.

Julián LeBarón dijo en su intervención en el mitin del Monumento a la Revolución, el cual se realizó el domingo, que su corazón está lleno de dolor, pero que tanto él como su familia no se oponen al presidente, sino a las políticas de seguridad que ha dispuesto porque, consideró, hasta ahora no han funcionado.

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario
Nuevo Clase A Sedán
Contrata este espacio publicitario