Lozoya se declara no culpable en audiencia por caso Odebrecht: Fui presionado y señalaré a responsables

Foto: Cortesía

Nacional

Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), declaró este miércoles que no es culpable ni responsable de los hechos que se le imputan.

"De manera respetuosa hacia la autoridad quiero que sepa que no soy culpable ni responsable de los hechos que se me imputan y en el marco de la investigación", dijo desde una habitación del Hospital Ángeles del Pedregal .

En su segunda audiencia, ahora por el caso de Odebrecht, agregó que en relación con los hechos que se le imputan “fui intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado”.

En la audiencia es encabezada por el juez Juan Carlos Ramírez Benítez, Lozoya indicó que denunciará a las personas responsables de estos hechos y los posibles beneficiarios de los mismos.

Dijo que por ello dio instrucciones en España a que se agilizaran los trámites de su extradición, "como un acto voluntario de mi parte en renunciar al procedimiento de extradición, precisamente para cumplir mi compromiso en colaborar con las autoridades del Estado mexicano".

Apunto que esto es en el marco de un posible criterio de oportunidad o la figura que determine la autoridad, la cual está negociando actualmente con el gobierno mexicano, en especial con la Fiscalía General de la República (FGR).

En el caso de Odebrecht se le acusa de haber recibido sobornos por 1.2 millones de dólares a cambio de gestionar contratos millonarios para la firma.

Esta es la segunda de dos audiencias contra el exfuncionario de Pemex. La primera fue por el caso de Agro Nitrogenados, en el que se le acusa de lavado de dinero.

Por ese caso, Lozoya fue vinculado a proceso penal por la compra de un inmueble con dinero producto de un supuesto soborno por 3.5 millones de dólares que habría recibido cuando fue titular de Pemex.

Sin embargo, el exfuncionario no pisará la cárcel gracias a que la Fiscalía General de la República (FGR) no pidió para él la prisión preventiva justificada y, en cambio, solicitó que permanezca en un hospital privado, con vigilancia federal y, cuando sea dado de alta, se le traslade a un inmueble.

 

Temas relacionados: