Gobierno publica lineamientos para el control de coronavirus

Foto: Cortesía

Nacional

El gobierno federal publicó los lineamientos para la vigilancia epidemiológica y por laboratorio del nuevo coronavirus que ubica a personal de salud con el más alto riesgo de contraer la infección, por lo que de inmediato los responsables de las unidades médicas deben notificar los casos sospechosos a la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria (UIES).

​“Dado que las posibles infecciones del personal médico son particularmente relevantes, se recomienda que este personal, independientemente del equipo de protección utilizado, se clasifique dentro del riesgo 'más alto' de infección”, de acuerdo con el documento sustentado en la Ley General de Salud y que es de carácter obligatorio para todo el país. En los lineamientos, con más de 60 hojas, se establece persona de riesgo cuando tuvo contacto cara a cara acumulativo durante al menos 15 minutos, como parte de una conversación, o personas de comunidades en el mismo hogar.

“Personas con contacto directo con secreciones o fluidos corporales, en particular con secreciones respiratorias de un caso confirmado de 2019- nCoV, por ejemplo, besos, contacto con vómitos, reanimación boca a boca, tos; personal médico con contacto con el caso 2019-nCoV confirmado como parte de la atención o el examen médico, independientemente del equipo de protección utilizado”. El personal de epidemiología que realice el seguimiento de los contactos deberá contar con toda la capacitación sobre las medidas de bioseguridad y el equipamiento requerido para salvaguardar su integridad y evitar el contagio y la propagación.

Contacto abarca a los pasajeros sentados a dos asientos en todas las direcciones alrededor del caso confirmado y a miembros de la tripulación que hayan prestado sus servicios en la sección de la aeronave o donde estaba sentado el caso confirmado. Personas que hayan tenido contacto cercano con el caso durante el viaje aéreo o marítimo. Las muestras se tomarán con hisopos estériles con mango de plástico y abatelenguas, tubos de medio de transporte viral, deben contar con hielera que contengan refrigerantes para mantenerlas a temperatura de 2 a 6 grados centígrados. “Las muestras deberán ser consideradas como altamente infecciosas, por lo que es indispensable portar el equipo de protección personal: respiradores NIOSH N95 o N100; lentes con protección lateral (goggles); bata desechable de manga larga; doble par de guantes de nitrilo; cinta microporosa; zapato de seguridad o cubre zapato en caso de no contar con el primero”. Los médicos tomarám muestra combinada de exudado faríngeo y nasofaríngeo en un mismo tubo. Si el paciente está intubado, se tomará lavado bronquioalveolar. En caso de defunción tomar biopsia de pulmón, aproximadamente dos centímetros y tres del parénquima pulmonar visiblemente afectado y colocarlo en medio de transporte viral. Si la persona acude al médico y en la entrevista informa antecedentes de estar en China, “el médico de primer contacto después de identificar a un paciente con sospecha de enfermedad por 2019-nCoV deberá de realizar el interrogatorio y atención del caso bajo medidas de precaución estándar y por gotas en un cubículo aislado bien ventilado y mantener la puerta cerrada".

“Si el paciente presenta síntomas respiratorios, proporcionar una máscara médica (cubrebocas) al paciente y pedir que lo use tanto como sea posible, si se puede tolerar. Para los pacientes que no puedan tolerar una máscara médica, indicarles que debe aplicar rigurosamente la higiene respiratoria, es decir, cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con papel higiénico”. En aquellos casos sospechosos que no requieran hospitalización, se deberán manejar en aislamiento domiciliario y dar seguimiento a través de monitoreo diario hasta tener el resultado de laboratorio. “Si el caso se confirma, se recomienda aislamiento social del paciente hasta 14 días después de la resolución del cuadro clínico”. Entre las medidas al sector médico se encuentran “el uso de guantes cuando haya contacto con líquidos corporales, sangre y secreciones, con artículos contaminados, membranas mucosas y heridas en la piel; usar mascarilla con protección facial cuando haya riesgo de salpicaduras de sangre y líquido corporal. “El uso de bata impermeable si hay riesgo de salpicadura para prevenir contaminación de piel y ropa; transporta la ropa contaminada dentro de bolsas de plástico de color rojo; uso de contenedores rígidos (RPBI) para el desecho del agujas y material punzocortantes; nunca volver a encapuchar las agujas”. Recomendaciones para puntos de entrada Actualmente “se desconoce si las personas sin síntomas respiratorios representan un riesgo para la transmisión de la infección. “Los medios de transporte deberán verificar que se cuente con el equipo de protección personal correspondiente para pasajeros y tripulación en caso de que alguna persona desarrolle síntomas durante su traslado de acuerdo a los lineamientos de establecidos por cada transportista” Los viajes aéreos entre México y Wuhan, China, no son directos. Se deben realizar entre una y tres escalas de conexión en aeropuertos de Estados Unidos, Corea, Canadá, Francia, Japón o Hong Kong y otras ciudades de China para alcanzar el destino. Se han identificado vuelos diarios desde la ciudad Wuhan con conexiones en ciudades de los países anteriormente descritos, con destino final al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Aeropuerto Internacional de los Cabos (San José del Cabo, Baja California Sur), Aeropuerto Internacional Licenciado Gustavo Díaz Ordaz (Puerto Vallarta, Jalisco) y el Aeropuerto Internacional de Cancún (Cancún, Quintana Roo). Así mismo, se ha identificado un vuelo directo desde Beijing (PEK), China, hacia Tijuana (TIJ), Baja California, operado por la aerolínea Hainan Airlines, el cual llega dos veces por semana. La vigilancia y actividades realizadas en nuestro país de forma rutinaria por los servicios de sanidad internacional deberán intensificarse prestando especial interés en vuelos provenientes de la República Popular China y posibles conexiones en específico con la ciudad de Wuhan. En caso de requerirse, los servicios de sanidad internacional de los puntos de entrada, además de la vigilancia realizada de forma rutinaria pudieran aplicar evaluaciones de entrada con énfasis en los viajeros provenientes de países en los cuales se han confirmado casos de la enfermedad. Dichos exámenes podrán realizarse a través de entrevistas a viajeros que cumplan con definición operacional de caso sospechoso, haciendo especial énfasis en síntomas respiratorios e historial de viaje. Controles térmicos: la evidencia ha demostrado que la detección de temperatura para identificar posibles sospechosos en puntos de entrada no es altamente efectiva y requiere de una inversión sustancial de recursos. Sin embargo, idealmente este tipo de detección puede realizarse con termómetros médicos infra-rojos, en caso de que el punto de entrada cuente con la capacidad para realizarlos. 

 

Temas relacionados: