19
Sáb, Jun

Por: Cortesía

Nacional

Gemelas inglesas vacacionaban en México y fueron atacadas por un cocodrilo: una lucha por su vida en el hospital

Estaban nadando de noche en la laguna de Manialtepec, una atracción natural bioluminiscente, cuando fueron embestidas por el reptil. Una de las hermanas le salvó la vida a la otra que ahora está internada de gravedad

Dos gemelas idénticas de Reino Unido sufrieron una escalofriante y terrorífica experiencia en medio de sus vacaciones en México cuando fueron atacadas por un cocodrilo que dejó a una de ellas en estado crítico.

Melissa Laurie, de 28 años, estaba nadando en una laguna por la noche junto a su hermana gemela Georgia en una playa ubicada a unos 16 kilómetros de la ciudad de Puerto Escondido, un centro de surf popular entre los turistas británicos, cuando el cocodrilo las atacó, golpeó a Melissa y la arrastró bajo el agua.

En medio del caos y la confusión Georgia llamó a su hermana y se sumergió a buscarla en el agua. En la penumbra pudo identificar el cuerpo de Melissa, estaba flotando boca abajo en la superficie, todo era oscuridad y habían pasado varios minutos desde el ataque.

Georgia fue al rescate de su gemela pero mientras la sostenía entre sus brazos y trataba de nadar hacia el bote el cocodrilo volvió a atacarlas obligando a la mujer a luchar contra la bestia, golpeándolo repetidamente hasta que se perdió en el agua oscura.

De acuerdo con declaraciones de Sue Laurie, madre de las gemelas, a medios británicos, ambas mujeres quedaron con graves heridas por las mordeduras del reptil, pero que fue Melissa la que llevó la peor parte pues estuvo a punto de ahogarse y ahora lucha por su vida en un hospital mexicano.

“Melissa está viva, pero no sabemos si sus heridas ponen en peligro su vida o no. Tiene agua en los pulmones y ha estado tosiendo sangre. Entonces no sabemos si tiene un pulmón perforado o no”, dijo Laurie a Mail Online.

La mujer de 28 años trabaja como cuidadora de zoológico y su hermana gemela es buceadora, esta característica ayudó -según sus familiares- a que pudiera salvar a su hermana en el momento crítico del ataque del cocodrilo.

Aunque Georgia también terminó con mordeduras por todo su cuerpo, logró salir del agua junto con Melissa, tras una intensa batalla con la bestia que las atacó, en la que la mujer golpeó con puños y patadas en el hocico al cocodrilo para espantarlo.

Las gemelas habían realizado un viaje en bote a la laguna de Manialtepec, que es una laguna costera descrita como un fenómeno natural de bioluminiscencia.

Un lugar rico en biodiversidad, la laguna es creada por agua salada del Océano Pacífico, agua dulce del río Manialtepec y las aguas profundas de la laguna misma.

Los turistas, como las gemelas británicas, realizan recorridos nocturnos para contemplar las brillantes aguas bioluminiscentes únicas por la noche. Se advierte a los nadadores que los cocodrilos que pueden crecer hasta diez pies de largo viven en la laguna.

A pesar de las advertencias, el padre de las gemelas afirma que la compañía de viajes aseguró a las hermanas que no había cocodrilos en el agua.

“Las chicas preguntaron específicamente si era seguro ir a nadar y el guía dijo que sí”, dijo Sean Laurie a medios británicos.

Las gemelas habían comenzado este año un viaje donde planearon recorrer distintos lugares del mundo. Salieron en marzo de Reino Unido y sus intenciones eran volver en noviembre.

Pero esos planes se interrumpieron trágicamente por el encuentro con el cocodrilo. Ahora, Melissa está en coma inducido médicamente, Georgia tiene laceraciones y mordeduras por todo el cuerpo y sus padres buscan como llegar a México para traerlas a casa.

 

 

Temas relacionados: