Frenan a la economía mexicana las altas tasas de interés

Foto: Cortesía

Nacional

A pesar de que se espera que el Banxico reduzca su tasa de referencia en 75 puntos base durante todo el año, para cerrar en 6.5 por ciento, seguirá siendo elevada y por encima de su nivel neutral, que se considera restrictiva, y podría seguir repercutiendo negativamente sobre el crecimiento económico.

De acuerdo con el propio banco central, la tasa de interés neutral, aquella que no promueve, pero tampoco frena la actividad económica, es de 5.6 por ciento nominal en el largo plazo. Desde finales de 2016 la tasa de referencia se encuentra por arriba de su nivel neutral.

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Ve por Más, señaló que espera que la tasa de Banxico cierre en 6.75 por ciento, un nivel todavía restrictivo para la economía.

“Esta tasa de 6.75 por ciento todavía se encuentra en lo que se considera un nivel restrictivo. En el mediano plazo, sujeto a los precios se mantengan estables y dentro del rango objetivo de Banxico, proyectamos que la tasa se ubicará en un nivel neutral, entre el 6.00 y 6.25 por ciento”, indicó.

Para Carlos González Tabares, director de análisis económico de Monex, Banxico bajará la tasa en 100 puntos base este año a niveles de 6.25 por ciento, pero se queda por encima de la tasa neutral que debería rondar el 5 por ciento.

“Seguiremos teniendo una de las tasas de interés más altas de los países emergentes, Brasil, por ejemplo, está en 4.5 por ciento. La tasa neutral debería estar cerca del 5 por ciento, sin embargo, también hay que reconocer que hay factores de riesgo que limitan bajar más las tasas de interés”, dijo González Tabares.

Analistas de Finamex indicaron que tasas de interés de alrededor de 6.75 o 6.50 por ciento reducen la postura restrictiva de Banxico, pero todavía la dejan por encima de lo que podría considerarse una postura monetaria neutral.

“Incluso, si la tasa de interés bajara a niveles inferiores a la tasa neutral, y si otros elementos que están inhibiendo el crecimiento económico, como el deterioro en la confianza o subejercicios del gasto del gobierno, no desaparecen, difícilmente habrá una reactivación sustancial y sostenida de las actividades productivas, principalmente de la inversión que fue el mayor lastre para el crecimiento económico durante 2019”, señalaron.

La caída que registró la economía mexicana durante 2019 fue producto de una combinación de factores desafortunados, entre ellos la incertidumbre y la contracción en los niveles de inversión, sin embargo, para el banco estadounidense de inversiones Wells Fargo, la elevada tasa de interés del Banco de México fue una de las principales causas de la contracción.

 

Te podría interesar...

Temas relacionados: