12
Sáb, Jun

A cinco días de las elecciones...

Por: Cortesía

Mis queridos lectores hoy me encuentro muy inspirada pues estamos a cinco días de las elecciones, unas elecciones atípicas, llenas de resentimiento y de dolor, en otra de mis columnas les hable del hartazgo que hemos tenido los ciudadanos hacia el abuso y rezago social que hemos vivido cada uno de nosotros, vivimos un 2018 donde demostramos que unidos hacemos la fuerza, en este 2021 que les puedo decir, he visto de todo pero más el interés personal que ha llevado incluso hasta la muerte de al menos 88 políticos o candidatos a cargos públicos desde septiembre, según la consultora mexicana Etellekt Consultores. 

Es triste ver como entre mexicanos nos estamos matando por el miedo de no poder llegar al poder, las personas cansadas porque ya no quieren lo mismo por la mala gobernanza de algunos personajes que no tienen que ver como partido sino como personas, porque algo me ha quedado claro es que en todo hay personas corruptas, degenerados y delincuentes, dirían vulgarmente hasta en las mejores familias.

Si bien me he percatado en campo la gente esta indecisa y no solo yo lo opino, las encuestas también lo están demostrando, ¿que lo ha provocado? es muy fácil subirse a un ladrillo, a los candidatos les va a traer consecuencias y graves, no es algo extraordinario pero si algo sé es que como ciudadanos estamos hartos de semejantes ejemplares, prepotentes y soberbios, queremos a alguien que camine, que conozca nuestras necesidades, que se ponga la camiseta con nosotros, que luche por nosotros y no por obtener poder, dinero o sus beneficios propios, nosotros pagamos porque estén ahí.


En lo personal sigo en la lucha y agradezco a los que han creído en nuestro equipo, en el trabajo que se ha realizado y en mi, porque como mujer es difícil ser reconocido y compartir el poder con mujeres capaces, porque les cuesta trabajo soltarlo, he sido parte de las traiciones que tienen que hacer las personas para conseguir de lo que anteriormente hablaba en estas campañas, de la violencia, de la soberbia, de la prepotencia y de falta de credibilidad porque eres mujer ante los monstruos dentro y fuera de las grandes estructuras, lo único que puedo decir es que en lo personal no me rendiré tan fácil y que cada vez somos más los que nos unimos a un cambio porque el poder le pertenece al pueblo, no solo a unos cuantos, que realmente prediquen con los estatutos de sus partidos y se comprometan con el pueblo, no con ellos mismos, celebremos el 6 de junio una verdadera democracia y analicen si están haciendo las cosas bien. Espero con ansias los resultados, pues ya veo venir las consecuencias de sus actos.