04
Vie, Dic

¿Qué alimentos suben mi glucosa? COVID-19 es una una oportunidad para comprenderlo

Foto: Cortesía

Artículo

¿Te has preguntado si tu consumo de azúcar es adecuado? En México, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta 85% de la población sobrepasa el consumo de azúcar, lo que puede traer un grave daño a la salud, sobre todo teniendo en cuenta que se calcula que 8.6 millones de personas viven con diabetes.

Por lo anterior, especialistas de la Federación Mexicana de Diabetes A.C., me compartieron información para reflexionar sobre nuestro consumo de azúcar, siempre haciendo énfasis que en México el COVID-19 llegó cuando la diabetes ya era una pandemia. 

No hay alimentos prohibidos sino porciones a respetar

Según el LN EDC José David Aguayo Cardona, Especialista en Obesidad y Comorbilidades, si bien es cierto que en la diabetes “no hay alimentos prohibidos, si no porciones que respetar” existen alimentos que impactan directamente en nuestros niveles de azúcar. “No por ello, hay que evitarlos, sino tener la información necesaria para medir las porciones de alimentos y combinaciones que haces de ellas”, agregó.

¿Qué alimentos suben mi azúcar? 

Seguro pensaste en pastelitos, refrescos, pan dulce, dulces, por mencionar algunos. Pero es importante que sepas que la mayoría de los nutriólogos se basan en el libro Sistema Mexicano de Alimentos y Equivalentes, para clasificar los alimentos. A continuación, te diremos los grupos de alimentos y algunos ejemplos de ellos para que puedas elegir la combinación más inteligente y siempre a favor de tu salud y tratamiento, en caso de que vivas con diabetes.

Azúcares:

Miel, piloncillo, dulces, salsa cátsup, nieve y mole son algunos ejemplos de donde podremos encontrar azúcar. Pero te has preguntado, ¿por qué puede ser un problema el exceso de azúcares añadidos? La respuesta simple es que es que aportan calorías extra, pero con poco valor nutrimental. Los azúcares añadidos, generalmente se encuentran en alimentos que también contienen grasas sólidas, como mantequilla, margarina, o manteca vegetal. Su exceso está relacionado a una mala nutrición, aumento de peso, aumento de los triglicéridos e incluso caries dentales.

Bebidas alcohólicas: 

Tequila, vino blanco y tinto, Whisky. En el caso de las personas que viven con diabetes, es importante saber que el alcohol puede alterar la manera en que el organismo utiliza el azúcar en la sangre (glucosa). Incluso puede interferir con la acción de algunos medicamentos contra la diabetes.

azucar2

Aceites y grasas:

Aceite vegetal, nueces, cacahuates, manteca de cerdo, margarina, almendras, aguacate

Alimentos libres de energía:

Condimentos, especias, vinagre, sal, pimienta, refrescos sin azúcar, agua.

Cada grupo tiene una lista muy grande de alimentos, sólo te mencionamos algunos ejemplos muy usados.

Algunos consejos acerca de los grupos básicos de alimentos son:

-    Verduras y frutas: consúmelas crudas y con la mínima cocción, no les quites la cáscara pues ahí va la fibra que te aporta muchos beneficios

-    Cereales y tubérculos: si vas a comer pastas, escoge las integrales; al momento de prepararlas ten mucho cuidado en no ponerle demasiada grasa

-    Leche: de preferencia elígela light (descremada) o si te causa molestias escoge light deslactosada

-    Azúcares: lo genial de esto es que puedes intercambiarlos por sustitutos de azúcar sin calorías; hoy en el mercado existen muchos productos dulces a los que ya no se les añade azúcar de mesa

-    Leguminosas: evita añadirles grasa y sal, las hierbas de olor le darán un sabor muy delicioso sin quitarles lo nutritivo

-    Bebidas alcohólicas: previa consulta con tu médico, asegúrate de no añadirle refrescos o jugos ya que podrían incrementar mucho tus niveles de azúcar

¡Recuerda! Aunque vivas con diabetes tu cuerpo sigue necesitando AZÚCAR proveniente de los alimentos. El “truco” es que de cada grupo hagamos elecciones inteligentes, midamos nuestra glucosa, tomemos nuestros medicamentos y hagamos ejercicio. Siempre debes tener presente la asesoría de los profesionales de la salud.

¡No te estreses! Deja tu alimentación en manos de un(a) nutriólogo(a), así comerás rico y saludable.

 

Temas relacionados: