18
Dom, Abr

Puebla: hablemos del aborto

Foto: Alex Muñoz

Artículo

Yo estoy aquí para dar vida…
Julia tuvo un aborto asistido, justo al año de que nació su primer hijo, fue a las cuatro semanas gestación.
El primer embarazo fue diferente, ella tenía 29 años, junto a su pareja decidieron plenamente tener a ese bebé, no estaban casados pero si llevaban varios años viviendo juntos, al año recibió la noticia de estar embarazada de nuevo, al momento de decirle a su pareja ella se entera de que él tenía otro hijo un poco más pequeño que el primero. Para ella fue como un balde de agua fría en la cabeza, por ello decidió confrontar a  su pareja, él estaba muy contento de tener otro bebé,  él quería una niña, los dos ya contaban con una economía bastante estable y con edad suficiente para no tener que pedir ayuda.

La decisión tardo unos días en llegar, por una parte, el padre queriendo seguir con el embarazo, ella no podía perdonarle todo lo que él le había mentido, para ella tener un segundo hijo era atarse más tiempo a esa persona que la lastimó tanto, se iba a encontrar sola con dos hijos.

Fue una decisión tomada por ella, su pareja terminó por apoyarla en la interrupción.

Después de unos años sintió un arrepentimiento, aunque la relación duro todavía algunos años más, la infidelidad rompió totalmente con esta.

Debido al aborto tuvo problemas para poder tener otro embarazo,  fue un aborto asistido en una clínica muy reconocida en CDMX, y de un costo muy elevado porque en ese momento aún estaba penado, todo fue realizado de forma clandestina, a ella y a su pareja les hicieron firmar un acuerdo de confidencialidad donde se comprometían a no hablar sobre lo sucedido en la clínica, “yo estoy aquí para dar vida, ese es mi, ese es mi fin, pero también hay muchos casos que son necesarios, yo respeto eso”, fue lo último que les dijo el doctor antes de darle el alta. No fue hasta el momento de querer tener otro bebé que se dio cuenta que no fue realizado correctamente y todo el cuello de su matriz se ulcero, tuvo que estar muchos años de tratamiento para lograr otro embarazo, para ella fue un daño que se hizo y que tuvo consecuencias 

Ahora tiene 58 años y piensa que en ese momento fue la mejor decisión, emocionalmente es feliz, tiene dos hijos.

Ella cree que el aborto es una decisión de cada una y que si existe un Dios es muy misericordioso y perdona todo; uno de los procesos de sanación para ella fue ir a visitar a varios sacerdotes y obtener la absolución.

Video: Alex Muñoz

La situación legal del aborto en Puebla

A través del Código Penal, cada estado del país regula el aborto. Al ser Puebla una de las entidades en las que esta práctica está penalizada, su artículo 342 establece que cualquier mujer que practique o permita voluntariamente la interrupción de su embarazo, será castigada con entre seis meses a un año de cárcel, no obstante, el Congreso local aprobó en 2019 una reforma que, entre otras cosas, otorga el indulto a todas las mujeres que se encuentren presas por abortar.

A pesar de lo anterior, de acuerdo con el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Héctor Sánchez, en Puebla no hay una sola mujer que esté cumpliendo una condena por abortar.

aborto2                       Gráficos: Alex Muñoz

¿En qué situaciones puede una mujer librar sanciones por abortar? Únicamente si su embarazo es producto de una violación o si la interrupción del mismo es provocado por una imprudencia de ella, así como en caso de que su vida corra peligro en caso de continuar con la gestación y si esta práctica debe llevarse a cabo por causas eugenésicas graves, aunque en este último caso es necesario para la ley que un perito lo verifique.

Video: Alex Muñoz

La situación social del aborto en Puebla

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de CDMX, Puebla es el tercer estado del país que registra más viajes a Ciudad de México para practicar legalmente el aborto, pues se estima que desde 2007, año en el que fue legalizado en dicha entidad, al menos mil 438 mujeres se han trasladado para abortar.

aborto6                       Gráficos: Alex Muñoz

Esta misma dependencia señala que en 2019 ocurrió el mayor número de abortos por parte de mujeres poblanas, con 159, mientras que el de menor registro fue el 2007, con solamente 8. Sin embargo, se cree que para 2020 hubo una baja significativa debido a la pandemia del Covid-19, en comparación al año anterior a éste, ya que solo 61 hicieron el viaje para realizar la interrupción de su embarazo de forma segura.

Sabíamos que era lo correcto…

María tenía 23 años cuando se enteró de su embarazo, la familia fue un factor  fundamental en su decisión , ella y su pareja acababan de terminar la carrera , por ello aún dependían de los ingresos que sus padres les daban, su novio, el padre del bebé, estaba más preocupado por lo que pensaría la familia de ellos que por el embarazo en sí, se esperaba demasiado de ellos, ellos se toparon con la idea de cómo dice la sociedad se deben hacer las cosas, casarse y tener hijos es el orden primordial; las familias nunca se enteraron del aborto.

 El aborto se realizó en CDMX debido a que ahí ya era legal, el proceso fue caro, alrededor de diez mil pesos con hospitalización y medicamentos, todo el procedimiento fue realizado en un hospital con todos los cuidados que una cirugía necesita, por ello en aspecto de salud ella no sufrió ninguna consecuencia, todo el tiempo tuvo un acompañamiento médico.

aborto1

                       Gráficos: Alex Muñoz - Fotragrafía Alex Muñoz

La relación de pareja se vio deteriorada por el aborto, en su cabeza no podían perdonarse el hecho de realizar la interrupción, a los seis meses se terminó todo.

El proceso de sanación para María fue solitario, al terminar la relación de pareja y tener nulo acompañamiento de su familia, ella tuvo que asistir con psicólogos para poder dejar de lado todos esos tabús que desde niña fue adquiriendo con respecto al tema.

Ella ahora es licenciada en administración de empresas turísticas, tiene 30 años y apoya el aborto.

También es importante hablar de cifras, pues se cree que el 45.9 por ciento de las mujeres que abortaron entre 2007 a 2019 en México, estaban entre los 18 a 24 años de edad, y se estima que al menos el 54.3 por ciento de ellas eran mujeres solteras, que en su mayoría no tenían concluido siquiera el bachillerato.

Y es que de acuerdo con la organización mundial -Ipas-, solo el 18 por ciento de las mujeres que se practicaron un aborto en dicho lapso, contaban con un nivel de educación superior, mientras que el 31 por ciento contaba con la secundaria como el nivel más alto de escolaridad y el 42 por ciento de las mismas cursaba el bachillerato, pero no lo había concluido.

aborto4                       Gráficos: Alex Muñoz

Pero, ¿Por qué abortan las mujeres?
Si bien, no existe un patrón específico que indique el motivo por el que las mujeres de Puebla practiquen el aborto, los datos recabados por diversas organizaciones civiles a nivel nacional muestran que las violaciones, las relaciones sexuales forzadas y fallas de métodos anticonceptivos, son los principales motivos por los que se recurre a la interrupción del embarazo, al igual que factores socioeconómicos y la dificultad que persiste en varias zonas del país para acceder a preservativos.

La sociedad te hace creer que estas matando una persona

Patricia tenía 27 años cuando se enteró que estaba embarazada.

Ella tenía una relación de abuso, ella lo pudo comprender hasta que estuvo fuera de esa relación, la primera sospecha fue un retraso en su menstruación, el retraso fue de 15 días, ella vivía con su pareja, en el fondo de su corazón ella rezaba para que su retraso fuera una falla hormonal o por estrés generado a causa de la relación violenta.

Cuando la prueba dio positiva su reacción inmediata fue sentir tristeza y miedo.  La prueba fue casera para confirmar el embarazo, al momento de compartirlo con su pareja la reacción de ella fue no parar de llorar, desde el primero momento de saber la noticia ella sabía no quería tener al bebé , ella sabía que no quería que otra persona sufriera lo que ella estaba pasando. Cuando vives en una relucían de abuso es muy complicado salir de ahí

Todo el tiempo su pareja la apoyo para continuar con el embarazo, por un momento paso por su cabeza que al tener un hijo todo iba a cambiar en su relación, en dos semanas no le dijo a nadie porque seguía dudando sobre si tener o no tener al bebé; él era alcohólico, y su vida no era saludable, tanto de ella como de su pareja.

Al seguir con el embarazo los problemas aumentaron  y un día decidió irse de la casa que compartían, el reacciono con ofensas y maltratos, ella tomo la decisión de interrumpir el embarazo.

El aborto se realizó dentro de la casa y fue con pastillas, fueron tomadas, en ese momento el la corrió de la casa, tuvo el apoyo solo de su mejor amiga, no hubo acompañamiento médico  y hubo mucho dolor para su cuerpo.

El momento de más conflicto para ella fue celebrar el diez de mayo junto a su familia sabiendo que no podía contarle a nadie por lo que paso, fue recordar que el bebé no tenía la culpa pero nunca hubo un arrepentimiento, ella no quería que su hijo viviera la vida que ella estaba viviendo, no iba a permitir que sufriera.

“Es un tema que si te pega, más bien, la sociedad te hace creer que estas matando a una persona”; ella no se arrepiente de nada, ella sabe que más que matar salvo a ese bebé.

Ahora tiene 30 años y tiene una maestría en alta dirección, su postura ante el aborto es de apoyo, para ella el aborto debe ser libre y gratuito para todas las mujeres, pero tampoco se aparta de querer tener una familia, pero Patricia quiere poder decidir cuándo tenerlos y cómo tenerlos.

El aborto y la pandemia

Como era de esperarse, la caída en las cifras del aborto durante 2020 fue una situación que no solo se vio reflejada con mujeres de Puebla, sino en todo el país. En ese sentido, Ipas estima que durante el primer semestre del año pasado, al menos 6 mil 258 mujeres de diversos estados del país pudieron asistir a clínicas públicas de Ciudad de México a abortar. Dicha cifra es 21 por ciento menor a la registrada durante los primeros seis meses de 2019.

aborto3                       Gráficos: Alex Muñoz

De igual forma, esto provocó que la atención en estas mismas clínicas tuviera un decremento del 44 por ciento, en comparación con el año inmediato anterior.

Pero la cifra más alarmante que muestra Ipas sobre el aborto durante la pandemia, es que a causa del confinamiento, se estima que en promedio existen 145 mil embarazos no deseados, y de estos, el 21 por ciento corresponderían a niñas y adolescentes.

aborto5

                       Gráficos: Alex Muñoz

 

Gráficos y edición de video: Alex Muñoz

Entrevistas: Omar Sánchez

Edición de texto y entrevistas: Gabriela Meneses

Investigación: Daniel Jiménez

 

Temas relacionados: