25
Jue, Feb

¿Productos milagro? Hydrotene, dióxido de cloro y otros medicamentos “mágicos” contra la COVID

Foto: Cortesía

Artículo

Desde que inició la pandemia, han surgido muchos productos y medicamentos “mágicos” contra la COVID-19 o que prometen evitar que nos enfermemos. Sin embargo, en repetidas ocasiones, las autoridades sanitarias han alertado sobre su uso.

Apenas este lunes, ante un foro que una senadora de Morena organizó y después canceló, se hizo tendencia Hydrotene, un producto que promueve el investigador paranormal Jaime Maussan. Según él, el “Caroteno Rojo Hidrosoluble” salva la vida de la gente que padece COVID.

Si dicen que es un producto milagro, perdieron su oportunidad de demostrarlo. Nosotros vamos a seguir adelante”, tuiteó Maussan tras la cancelación del foro virtual.

De acuerdo con la compañía que comercializa el producto (BIOtiquín), la cual, al parecer, pertenece al propio investigador, el caroteno es un nutriente que protege lípidos, proteínas y ADN contra daños por oxidación. Asimismo, el mismo Maussan aseveró que “ha salvado de morir a decenas personas desahuciadas por Covid“. No obstante, no presentó pruebas científicas.

Las gotitas “mágicas” contra COVID

Sin embargo, no fue el primer producto milagro del que se escuchó hablar durante la epidemia de COVID en México. Desde junio, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, difundió que usaba unas “gotitas mágicas” para “blindarse” del virus de Wuhan, hechas a base de nanopartículas de cítricos.

Después, el senador Martí Batres reveló que son una marca mexicana que se llama GASDEM B, con extractos de zinc y cítricos.

Dióxido de cloro

Otro de los supuestos medicamentos mágicos contra la COVID es el dióxido de cloro. A pesar de que varias celebridades e incluso funcionarios recomendaron su uso, la Secretaría de Salud advirtió que no es un producto seguro; ni siquiera es un medicamento. Y que incluso puede ser mortal.

En ese sentido, la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) pidió suspender su uso si alguien lo está tomando. Así como reportar a quienes lo vendan o distribuyan.

A pesar de estas alertas, un alcalde de Coahuila informó este fin de semana que administrarán dióxido de cloro a los pacientes COVID que lo soliciten voluntariamente.

 

Temas relacionados: