¿Pozole de carne humana? El oscuro origen del delicioso platillo mexicano

Foto: Cortesía

Artículo

México tiene una gran diversidad de deliciosos platillos; sin embargo, existe uno que presume de ser uno de los más populares y cocinados durante las fiestas patrias del 15 y 16 de septiembre. Nos referimos al pozole, del cual se desprenden alrededor de 20 variedades según cada región de la República.

Pero detrás de este platillo hay toda una historia y un origen un tanto aterrador para nuestros tiempos y es que el pozole nos remonta a la época prehispánica, en donde para elaborarlo representaba todo un ritual.

De acuerdo con los especialistas, el uso del maíz cacahuazintle es algo que sobrevive hasta nuestros días, pero en aquellos tiempos se utilizaba otro controversial ingrediente, carne humana.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Like Addiction (@likeaddictionmx) el

Aunque actualmente todos podemos comerlo, según varios cronistas del siglo XVI, el pozole no era para cualquiera pues solo se utilizaba en ceremonias y estaba restringido para nobles y guerreros. Fray Bernardino de Sahagún, informó en Historia General de las cosas de la Nueva España, que este platillo solo lo comía Moctezuma.

Su preparación era todo un proceso. Primero se realizaba un ritual, en el cual se incluía el sacrificio y posteriormente la elección de la carne. El muslo derecho, considerado como lo más rico, se ofrecía al Tlatoani. Mientras que el muslo izquierdo y los brazos se daban a quienes realizaban el sacrificio.

Tras la llegada de los españoles, el uso de la carne humana fue sustituida por la de animales, principalmente por la de puerco, por lo que con el paso del tiempo, la carne humana dejó de ser el ingrediente principal del pozole.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Like Addiction (@likeaddictionmx) el

Su modo de preparación también se ha modificado y cada estado de la República Mexicana ha adoptado su propio estilo, entre los más comunes se encuentran: El pozole batido, el de elote, de frijol, de tépari, de trigo, mixteco y de horno.

Para sorpresa de los mexicanos, el pozole es uno de los platillos más saludables que se sirven el 15 de septiembre, pues el de pollo tiene menos de 250 calorías; sin embargo, lo que afecta en la báscula es con qué se acompañe y los platos que se consuman.

 

Temas relacionados: