24
Mar, Nov

Esto es lo que sabemos de la nueva cepa de COVID-19 descubierta en Dinamarca en visones

Foto: Cortesía

Artículo

Dinamarca dice que encontró una nueva cepa de COVID-19, luego de que un brote en la población de visones del país desencadenara una mutación del virus.

Frederiksen, agregó que hay 12 casos conocidos donde humanos han contraído de los visones la nueva forma del virus.

La mutación del virus que ahora se ha identificado en Dinamarca “puede tener graves consecuencias negativas para el manejo global de la pandemia”, dijo el miércoles la primera ministra danesa, Mette Frederiksen.

En una conferencia de prensa virtual realizada el miércoles, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, señaló a la prensa que, debido a los acontecimientos en Dinamarca, ahora existe “el riesgo de que el efecto de una futura vacuna se debilite o, en el peor de los casos, se vea socavado”.

Su Gobierno transmitió la información a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Organización Mundial de la Salud dice que está en contacto con las autoridades danesas “para saber más sobre esta situación”. Según Kare Molbak, el principal epidemiólogo de Dinamarca, la mutación encontrada en criaderos de visones de todo el país es “particularmente” preocupante, porque la proteína espiga a la que afecta “es el objetivo de las vacunas”.

Las personas que han contraído la nueva forma del virus no parecen sufrir síntomas más graves, según las autoridades sanitarias danesas. Lo más probable es que el virus haya sido transmitido originalmente al visón por humanos y luego de regreso.

El nuevo coronavirus se ha propagado de persona a persona, por lo que ya ha mutado miles de veces. La gran mayoría de estas mutaciones son incrementales, sin lo que se conoce como una mutación funcionalmente significativa, aunque se ha debatido previamente sobre investigaciones que muestran que podría haber evolucionado para volverse más contagioso.

En tanto, los alcaldes de siete ciudades danesas dijeron este jueves que se cerrarán los restaurantes en el norte de Dinamarca y se pedirá a los habitantes de la región a tomar el test del COVID-19

Se cerrarán los límites de siete municipios del norte, dijo el alcalde de Vesthimmerland a la emisora TV2. Birgit Hansen, alcaldesa de la ciudad portuaria de Frederikshavn, dijo que solo las personas que desempeñan “funciones cruciales” pueden cruzar los límites municipales.

Se pedirá a la gente de la región, que abunda en criaderos de visones, que trabajen desde sus hogares.

Las restricciones regirán durante cuatro semanas a partir del viernes.

El Gobierno de Dinamarca desea sacrificar a los 15 millones de visones que hay en criaderos daneses para disminuir el riesgo de que retransmitan el coronavirus a humanos.

Dinamarca ya ha sacrificado miles de visones en los últimos meses debido a los brotes del virus.

Según el informe de este miércoles, se encontraron casos de COVID-19 en 217 de los mil 139 criaderos de visones del país.

Dinamarca es uno de los principales exportadores de piel de visón, con una producción calculada en 17 millones de pieles por año. Kopenhagen Fur, una cooperativa de mil 500 criadores daneses, representa 40 por ciento de la producción mundial de visón. La mayor parte de sus exportaciones van a China y Hong Kong.

Según cifras gubernamentales, sacrificar los 15 millones de visones del país podría costar hasta 5 mil millones de coronas (785 millones de dólares). El jefe de la policía nacional, Thorkild Fogde, dijo que “debería hacerse lo más pronto posible”.

La ministra de Alimentación, Mogens Jensen, dijo que 207 criaderos ya estaban infectados, un incremento con respecto a los 41 del mes pasado, y la enfermedad se ha propagado a toda la península occidental de Jutlandia.

El país acumula 50 mil 530 casos confirmados de COVID-19 y 729 decesos.

El grupo de bienestar animal Humane Society International (HSI) elogió a la primera ministra por adoptar “una medida tan esencial con bases científicas para proteger a los ciudadanos daneses”, y manifestó confianza en que la pérdida de tantos visones por el coronavirus saque a los criadores del negocio.

“Aunque la muerte de millones de visones —sacrificados por el COVID-19 o para quitarles la piel— es una tragedia para el bienestar animal, los criadores tendrán ahora una oportunidad clara de alejarse de esta industria cruel y moribunda, y elegir un sustento más humano y sostenible”, dijo la portavoz de HSI para Europa, Joanna Swabe.

 

Temas relacionados: