El 'sucio' secreto de los secadores de manos (y por qué es mejor utilizar las toallas de papel)

Foto: Cortesía

Artículo

Los sanitarios públicos que se encuentran en plazas comerciales o restaurantes pueden 'salvar el día' de más de una persona, aunque eso conlleve llevar consigo algunas bacterias fecales tras usarlos.

Un estudio de las universidades Quinnipiac y de Connecticut encontró que los secadores de manos -los aparatos cuyo uso se fomenta en lugar de las toallas de papel- son responsables de depositar estas bacterias en las manos de quienes los usan.

¿Cómo ocurre esto? Los investigadores expusieron placas de Petri al aire caliente de los secadores por 30 segundos, tras lo cual observaron que en promedio estas tenían entre 18 y 60 colonias de bacterias. Eso contrastó con las placas que expusieron solo al aire de los sanitarios por dos minutos, que registraron en promedio una colonia de bacterias.

Esto los llevó a cuestionarse: ¿de dónde provenían las bacterias? ¿Estaban creciendo en los secadores?

Por ello, colocaron filtros de aire de partículas de alta eficiencia en los aparatos. Cuando volvieron a exponer las placas al aire de los secadores, descubrieron que la cantidad de bacterias había caído 75 por ciento.

Con esto, concluyeron que las bacterias que eran 'pegadas' por el aire caliente de los secadores provenían del aire del mismo baño.

¿Y cómo llegaron estas al aire? La respuesta tiene que ver echarle agua al baño. El estudio señala que cada vez que se jala la palanca de una taza que no tiene tapa, una fina neblina de microbios es lanzada al aire.

Esa nube fecal puede expandirse en un área de hasta seis metros cuadrados y eventualmente llegar a tus manos cuando las pongas en los secadores.

La investigación también encontró que las mayoría de los microbios encontrados en los sanitarios públicos no producen enfermedades sanas, excepto el Staphylococcus aureus, que causa la mayoría de las infecciones por estafilococo.

Entonces, ¿lo recomendable es que mejor ya ni te seques las manos? No, porque eso ayudaría a las bacterias a sobrevivir en ellas. Así que la recomendación es que se utilicen las toallas de papel para retirar el exceso de agua.

 

Temas relacionados: