27
Mié, Oct

Por: Cortesía

Artículo

Día mundial del turismo: Un nuevo turismo de experiencias

En los últimos 30 años, la industria turística ha ganado total importancia para el mundo gracias a los derechos vacacionales de los empleados, la accesibilidad de las fronteras, la oferta de viajes y hospedajes de bajo costo, los medios digitales y los diversos formatos de turismo de nicho que se han adaptado a los gustos y bolsillos de sus exploradores.

Esta dinámica ha generado el incremento de empleos, el fortalecimiento de las economías locales, el incremento del arte, el mejoramiento de los espacios públicos, el descubrimiento de nuevos atractivos naturales, y por supuesto, una revolución creativa por generar experiencias de viaje únicas. Es por eso que, en 1980, la ONU declaró el 27 de septiembre como el Día Mundial del Turismo.

Pese a toda esta revolución, el sector turístico ha sido uno de los más afectados durante la contingencia del COVID-19. Hasta la fecha, miles de negocios y empleos se han perdido debido al bloqueo de las fronteras y el aislamiento social. Sin embargo, el panorama mejora a paso lento con la vacunación mundial, ya se han reactivado aerolíneas, museos, playas y restaurantes, bajo las normas de seguridad sanitaria.

Aunque aún estamos lejos de volver a aquella “normalidad” de aforo ilimitado, los viajeros se activan y comienzan a buscar experiencias fuera del hogar, vivencias que sean más económicas y que a la par cuiden su salud.  Ante este panorama, las empresas turísticas están cambiando los formatos clásicos de servicio por ideas que perduren en sus mercados.

Un hotel de lujo, una nueva exposición en el museo, un nuevo atractivo en los parques, ya no es suficiente. El marketing emocional, la estrategia digital y de influencers, sumadas al fortalecimiento del branding sensorial y el diseño de experiencias son las nuevas respuestas para captar la atención del sector.

Aquí algunos tips para la revolución turística:

  • Optimiza la oferta. Reduce los productos o servicios de baja rotación y enfócate en los más exitosos y los de mayor utilidad para activar promociones.
  • Eleva la experiencia. Agrega valor al servicio con una experiencia a 5 sentidos, ejemplo: nuevos montajes de producto o novedades de tu servicio, atención en espacios libres, la creatividad debe florecer.
  • Innova con poco presupuesto. Apela a las emociones de tu cliente con detalles de bajo costo que lo hagan sentir fuera de casa, seguro y motivado: mensajes de bienestar, una fogata, un nuevo lugar de juntas, un jugo, un paisaje, un detalle de la naturaleza.
  • Dirige tu oferta a las necesidades específicas de tus clientes. El mundo cambió, porque tus clientes lo hicieron, por lo tanto, pregúntales qué nuevas experiencias les gustaría vivir y detecta nuevas peticiones para adaptarte a ellas.
  • Reconfigura nuevas experiencias a nuevos públicos. La pandemia trae nuevos nichos y oportunidades de negocio, comienza a experimentar con innovación dentro del giro que dominas y con los recursos que ya cuentas. También arriésgate a tomar nuevos rumbos de negocio invirtiendo poco capital y midiendo las reacciones favorables.
  • Fideliza a tu público y atrae nuevos clientes. No temas seguir tocando nuevas puertas, experimenta nuevos medios de comunicación, nuevos mensajes adaptados a las tendencias de narrativa digital.
  • Dale fotografías icónicas que se conviertan en historias. Elige instalaciones artísticas, montajes de producto coloridos, interiorismo, luz, escultura, murales, elementos de marca, animaciones, proyecciones, etc. pon a volar la creatividad de la mano de algún creador y detona el espacio físico para que la gente te recomiende en redes sociales.
  • Invita a micro influencers o personalidades locales de buena comunidad digital a hacer colaboraciones. Los influencers se escalan entre ellos y siempre están al pendiente de sus aliados y competidores, por lo tanto, ve llamando la atención de los más cercanos y poco a poco se irán sumando más.

Siempre el diseño, el marketing y la comunicación serán las herramientas más importantes para la construcción de una fuerte experiencia de marca turística. No olvides cuidar el trasfondo de tus experiencias, en otras palabras utiliza las herramientas sin perder identidad, al contrario, exáltala y evoluciona tu servicio a través de ella. Por último, para que tus inversiones no se desperdicien, contrata a profesionales de cada sector y no te des por vencido, están por venir grandes oportunidades para los innovadores turísticos.

 

Temas relacionados: