17
Dom, Ene

Debes usar cubrebocas para protegerte del COVID-19 pero, ¿qué recomendaciones hay al respecto?

Foto: Cortesía

Artículo

Buena parte de los esfuerzos por frenar el contagio de coronavirus se centran en un concepto aparentemente sencillo: llevar cubrebocas.

Pero la cuestión ha resultado ser espinosa. Las autoridades sanitarias en Estados Unidos han cambiado sus recomendaciones sobre quién debe llevarlas y cuándo hacen falta. Esto ha producido algo de confusión e incluso suspicacia.

Desde que apareció el coronavirus, las autoridades a nivel mundial han ido aprendiendo sobre cómo se contagia y cómo pueden ayudar los cubrebocas a frenar la expansión.

A continuación, un vistazo a cómo se ha modificado lo que sabemos sobre los barbijos y cómo cada vez más, las autoridades se inclinan por imponer su uso.

¿Qué dicen los expertos?

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos llevan tiempo recomendando a la gente que lleve cubrebocas porque ayuda a impedir que las personas infectadas -tanto si saben que están contagiados como si no- contagien el virus.

Pero la semana pasada, los CDC añadieron un nuevo motivo: las mascarillas también protegen a las personas que no están infectadas, aunque en menor medida.

La agencia hacía referencia a un estudio dirigido por investigadores japoneses, que concluyeron que las mascarillas bloquean en torno al 60 por ciento de las partículas contagiosas que expulsa una persona infectada.

Cuando una persona no infectada con barbijo está cerca de otra contagiada que no lleva cubrebocas, la cantidad de virus que inhala la persona no infectada se reduce hasta 50 por ciento.

Pero los mejores resultados se produjeron cuando las dos personas llevaban cubrebocas. La reducción de partículas del virus que llegaban a la segunda persona rondaba el 70 por ciento.

De modo que si todo el mundo lleva mascarilla cuando no sea posible guardar el distanciamiento social, la tasa de infección bajará, según los expertos.

No es una solución perfecta. El lavado de manos, mantener la distancia y estar en espacios bien ventilados es importante.

¿Cuál es la diferencia con la información de antes?

El director de Salud Pública de Estados Unidos, Jerome Adams, tuiteó el 29 de febrero: “En serio, gente, ¡DEJEN DE COMPRAR MASCARILLAS! NO son efectivas para evitar que la población general se contagie de coronavirus”.

Pero ahora, Adams tiene un mensaje diferente fijado en lo alto de su cuenta de Twitter.

“Cuando no podamos mantenernos a dos metros de otras personas, por favor, se los suplico, lleven el rostro cubierto”, señaló Adams en un video tuiteado el 2 de julio.

Y en ese mismo mes, los CDC insistieron que cubrirse el rostro con tela es una herramienta crucial en la lucha contra el COVID-19, especialmente cuando todo el mundo lo hace.

De forma similar, en un principio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejó el uso de barbijos para la población general, indicando que podría llevar a una falsa sensación de seguridad y que la gente que no sabía utilizarlas correctamente podría contagiarse.

La OMS cambió su recomendación en junio, y ahora dice que la gente debe llevarlas cuando no pueda mantener el distanciamiento social.

¿Qué requisitos hay en EU al respecto?

En Estados Unidos no hay ninguno. Los CDC solo han hecho recomendaciones.

Y la actitud de la Casa Blanca ha sido informal en el mejor de los casos. Antes de las elecciones, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se burló a menudo de su rival demócrata, Joe Biden, por llevar una en todos sus actos públicos.

Trump también celebró mítines que reunieron a miles de seguidores, la mayoría sin cubrebocas.

Biden, ahora mandatario electo, ha reiterado que debería haber una norma federal sobre los barbijos. También ha prometido pedir a todos los gobernadores que impongan normas al respecto.

En caso de que algunos se nieguen, ha prometido rodearles para pedir normas similares a nivel de condado o municipio hasta que todo el país esté cubierto.

Otros países ya han impuesto el uso de mascarillas, ya sea en todos los espacios públicos o en el transporte público y comercios.

 

Temas relacionados: