07
Dom, Ago

Por: Cortesía

Artículo

Conoce los cinco beneficios a tu salud que brinda comer sandia amarilla

La sandía es una de las frutas más socorridas por los mexicanos entre los meses de marzo y junio, debido a que su temporada coincide con las olas de calor y el aumento de temperaturas.

Se trata de  una fruta refrescante, ideal para comer a rebanadas, en agua o hasta postres.., mismas cualidades que se encuentran en su 'prima', la sandía amarilla.

No se trata de una broma o un producto genéticamente modificado, la sandía amarilla existe y es una variedad originaria del sur de África; a México arribó desde el siglo XVII. La fruta tiene ese color a causa de los carotenoides, unos pigmentos naturales que actúan por el proceso de fotosíntesis (la respiración de las plantas).

Beneficios para la salud de la sandía amarillaUna piel más sana y 'vista de halcón'

Esta peculiar fruta es rica en vitamina A, sustancia que ayuda a tener una piel sana y favorece una adecuada visión. Los alimentos que contienen retinol -como el hígado o la leche- y carotenoides -pigmentos de las plantas- también son ricos en esta vitamina indispensable para el cuerpo humano.

Dile adiós a la gripa

La vitamina C es indispensable para fortalecer las vías respiratorias y más ante los constantes cambios de clima, de ahí que consumir sandía amarilla sea una buena opción. Esta sustancia también ayuda a: sanar heridas e incentivar el proceso de cicatrización, reparar el cartílago de huesos y dientes, así como fomentar la absorción de hierro.

Tener más energía

Otra vitamina que la sandía amarilla tiene en abundancia es la B, sustancia que ayuda a aprovechar de mejor manera la energía que otorgan los alimentos, además de fomentar la formación de glóbulos rojos. Su déficit puede causar graves problemas como es el caso de la anemia.

Previene la hipertensión

Una de las bondades de la sandía amarilla es que reduce la presión arterial al ser un diurético, es decir, ayuda a eliminar el sodio del cuerpo humano, sobre todo a través de la orina. Este es uno de los efectos colaterales de comer sandía en abundancia, tendrás muchas ganas de ir al sanitario.

Te verás más joven

La sandía amarilla (o roja) es rica en antioxidantes, compuestos químicos que ayudan a retrasar o prevenir el daño celular. También son fundamentales para que el cuerpo no desarrolle células defectuosas y esto degenere en algún tipo de cáncer.

 

Temas relacionados: