¿Cómo entender el nuevo etiquetado de los alimentos?

Foto: Cortesía

Artículo

Etiquetas negras por todos lados, tomas un producto y te advierte del exceso de un ingrediente, tomas otro y lo mismo... 2, 3, 4 sellos. “¿¡Ahora qué vamos a comer?!” Tranquila, para poder tomar mejores decisiones y evitar optar por opciones poco saludables pero sin advertencias, te decimos cómo leer el nuevo etiquetado de los alimentos.

El tema del nuevo etiquetado ya lleva tiempo gestándose, aunque fue hasta hace alrededor de un mes, que los sellos negros comenzaron a invadir el supermercado y las tienditas. Ahora hasta lo que menos imaginamos tiene una advertencia y no queda más que salir de las compras como cachorro regañado.

 ¿Por qué cambiar el etiquetado de los alimentos?

La pandemia de Covid-19, sacó a relucir un tema que para nada es nuevo: las enfermedades crónicas transmisibles. Éstas han sido un factor determinante para los cuadros graves de la infección causada por el coronavirus. De acuerdo al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López-Gatell, el 80% de las muertes a nivel mundial, han estado relacionadas estos problemas de salud.

 

Y no podemos ignorar que estos padecimientos tienen una relación muy estrecha con el sobrepeso y la obesidad. De hecho, según señala la especialista en cardiología, Dra. Nydia Ávila Vanzzini, ya pueden considerarse una causa de enfermedades como la hipertensión.

 

De ahí la necesidad de implementar una estrategia que ayude a atacar estos problemas de salud, entre ellos, este etiquetado que pretende facilitar la decisión de compra en el consumidor para elegir alimentos más saludables, pues advierte si el producto contiene un exceso de sodio, azúcares, grasa o calorías, o si tiene ciertos ingredientes, como edulcorantes artificiales o cafeína.

 

Pero ojo, el nuevo etiquetado no es consecuencia sólo la pandemia. La inicativa para modificar la Ley General de Salud en materia de etiquetados, fue presentada en 2019, año en que fue aprobada por el Senado. El proceso concluyó con la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSAI-2012 sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, que entrará en vigor formalmente el 1 de octubre de 2020.

 ¿Cómo leer el nuevo etiquetado de alimentos?

El nuevo sistema de etiquetado frontal parece fácil de leer, pues consta de 5 sellos que deben ser colocados en los productos según corresponda: exceso calorías, exceso socio, exceso grasas trans, exceso azúcares y exceso grasas saturadas, además de dos leyends precautorias: contiene cafeína, evitar en niños y contiene edulcorantes, no recomendable en niños.

 

Sin embargo, es importante tomar en cuenta algunos aspectos. En primer lugar, que el etiquetado está basado en una medida estándar de 100 gramos. En ese sentido, como muchas veces las porciones de un producto son de la mitad o menos, es posible que alimentos que antes considerabas saludables, tengan sello, pues en porciones adecuadas podrían no generar un problema, pero de completar los 100 g estarías incurriendo en un exceso ... Aunque muchas veces esto es casi imposible.

 

Aquí otras cosas que deberías saber sobre el significado de los sellos:

 

1. Exceso de calorías: por cada 100 g de producto vas a obtener un mínimo de 275 calorías, mientras que de un producto líquido consumirás al menos 70 calorías.

 

2. Exceso de azúcares: por cada 100 g de producto líquido o sólido consumirás un 10% o más de azúcares libres.

 

3. Exceso de grasas saturadas: por cada 100 g de producto sólido o líquido, estarás consumiendo un 10% o más de grasas saturadas.

 

4. Exceso de grasas trans: por cada 100 g de producto sólido o líquido, consumirás 1% o más de grasas trans

 

5. Exceso de sodio: por cada 100 g de producto sólido o líquido, estarás consumiendo 300 mg de sal o si es un producto sin calorías, 45 mg de sal.

 

¡Y no es lo único! Quizá habrás notado que en muchos productos comenzaron a desaparecer las “mascotas”, esto porque aquellos productos que cuenten con al menos un sello o leyenda, no podrán incluir personajes infantiles, animanciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas... ni siquiera descargas digitales dirigidos a niños para fomentar su consumo.

 

De igual modo, si un producto cuenta con denominación de origen o indicación geográfica protegida o reconocida por el Estado mexicano, se deberá usar la palabra “imitación” para describir el producto, ya no será posible usar el “tipo” o “estilo” para evitar confundir a quien lo compre.

¿Qué significa que sólo tenga un número?

Los productos con una superficie menor de exhibición, contienen únicamente un hexágono negro y en el interior el número de sellos que les corresponde, según sus ingredientes e información nutrimental.

 

En ese caso, entre mayor sea el número de sellos, tendrá exceso de más cosas y será una opción menos “saludable”.

 

En un escenario “ideal”, lo mejor sería que todo lo que consumimos sea libre de sellos negros, sin embargo, sabemos que es casi imposible y requiere un proceso de reeducación que no dura un día. Lo que sí podemos hacer es tomar decisiones informadas, tener en cuenta el tamaño de las porciones y sopesar qué nos conviene más.

 

Ahora que ya tienes una idea más clara de lo que significan estos sellos, podrás elegir sin agobiarte tanto. Eso sí, recuerda que cuando existe la opción natural, siempre será mejor que la procesada, no sólo porque está libre de sellos, sino porque contiene nutrientes que muchas veces no encontramos en su contraparte.

 

Sin duda, la vida está llena de decisiones, pero no todo tiene que ser complicado. Aprende a llevar una alimentación balanceada y no dejes que los sellos dominen tu vida.

 

Temas relacionados: