¿Cómo debes alimentar a tu gato? Un estudio dice que darle comida abundante una vez al día lo hará más saludable

Foto: Cortesía

Artículo

Si eres de los que consiente a tu gathijo con mucho comida al punto de que ya empieza a verse un poco redondito, esta información es para ti que eres amante de estos felinos.

Una nueva investigación elaborada por la Universidad de Guelph, en Canadá, indica que es mejor reducir y no aumentar la frecuencia con alimentas a tu hijo peludo.

Pero, ¿por qué? Los especialistas en nutrición animal del Ontario Veterinary College (OVC) y del Ontario Agricultural College (OAC) de esa universidad descubrieron que alimentar a los gatos con una comida abundante una vez al día puede ayudarlos a controlar mejor su hambre, que darles comida varias veces al día.

"Estos hallazgos pueden sorprender a la comunidad veterinaria y a muchos dueños de gatos a quienes se les ha dicho que sus animales necesitan varias comidas pequeñas al día", dijo la coautora del estudio, la profesora Adronie Verbrugghe, veterinaria del Departamento de Estudios Clínicos de OVC, que se especializa en animales de compañía y nutrición.

La investigación, publicada en la revista científica PLOS One, reveló que los gatos que comían de forma abundante una vez al día estaban más satisfechos, lo que podría resultar en un menor comportamiento de mendicidad, es decir, que se quede con hambre y busquen comida en tu estufa, alacena o hasta en tu mesa.

Y también le ayudará a verse menos redondito, ya que reducir la frecuencia con lo que lo alimentas lo ayudaría a tener menor riesgo de ser obeso, así como a controlar su apetito y hacer que coma menos.

"Un descubrimiento importante dado que la obesidad es el problema nutricional más común que afecta a los gatos", indica la universidad en un comunicado publicado en su página oficial.

Investigaciones anteriores han examinado los efectos de la frecuencia de las comidas en el comportamiento de los gatos, pero este estudio es el primero en utilizar un enfoque integral que analiza los efectos sobre las hormonas supresoras del apetito, la actividad física, el gasto de energía y el uso de fuentes de energía, dijo la coautora del estudio y profesora, Kate Shoveller, experta en nutrición animal del Departamento de Biociencias Animales de la universidad.

Para llegar a estos resultados, las expertas y sus equipos estudiaron a ocho gatos de interior, es decir, que no salen a la calle y que tenían un peso saludable.

De todos los peludos menores de cinco años, algunos fueron alimentados con una comida abundante por la mañana, mientras que a otros se les dio la misma cantidad en cuatro comidas más pequeñas.

Además se les colocaron monitores de actividad para medir su actividad física y se registraron diariamente sus pesos corporales y sus tamaños. Los investigadores también midieron sus metabolismos a través del aliento y la sangre.

Detectaron que los gatos que comían solo una vez al día tenían niveles más altos de tres hormonas reguladoras del apetito, lo que sugiere que estaban más satisfechos.

Estos gatos también mostraron un cociente respiratorio en ayunas más bajo, lo que sugiere que estaban quemando sus reservas de grasa, lo que es clave para mantener la masa corporal magra.

Por el contrario, los gatos que comieron solo una comida al día también tuvieron un mayor aumento de aminoácidos en sangre, lo que significa que tenían más proteínas disponibles para desarrollar músculo y otras proteínas importantes. Esto es importante dado que muchos gatos pierden masa muscular a medida que envejecen, una afección conocida como sarcopenia.

Así que ahora puedes reflexionar en cómo alimentas a tu compañero, mientras este rasguña tus muebles o duerme sobre tu computadora.

 

Temas relacionados: