23
Vie, Abr

Así operan los “coyotes” que venden citas del SAT

Foto: Cortesía

Artículo

La escasez de citas en el SAT, agravada por la pandemia de COVID-19, creó un mercado negro en el que los contribuyentes pueden llegar a ser estafados.

Al empezar la pandemia de COVID-19, una de las primeras medidas del gobierno para mitigar el número de contagios fue reducir la atención presencial en las oficinas de gobierno. En el caso del Servicio de Administración Tributaria (SAT), esto implicó otorgar menos citas.

Lo anterior previsiblemente ocasionó un cuello de botella, pues no había citas suficientes. Máxime si consideramos que para algunos trámites, como la generación de la e-firma, es necesario acudir a una sucursal.

Debido a esto, el mercado negro de citas del SAT ha cobrado vuelo. Se reporta haber visto en grupos de redes sociales a personas ofertando citas entre los 300 y los 15 mil pesos.

“Si la quieres para esta semana te costaría 10 mil pesos, si la quieres a partir del 30 estaría en 300. Sólo avísame para que si quieres que sea esta te mande el comprobante hoy y depositas los 10 mil”, de acuerdo a una captura de pantalla que circulaba en un grupo de Facebook. Sin embargo se señaló que, tras pagar los 10 mil pesos del acuerdo, el vendedor de citas aumentó el precio a 15 mil pesos.

Colusión con funcionarios del SAT

Según el rotativo, en esa misma publicación una persona que se dedicaba a vender citas aseguró que esos costos elevados se debían a que ellos le pagan a funcionarios del SAT, “hay que pagar adentro para que te atiendan. Nosotros les damos una parte y ellos te atienden. Obviamente el monto ya lleva una parte para nosotros”.

Esto concuerda con versiones recogidas por diario Reforma en agosto pasado, según las cuales un gestor externo, que por lo generalmente pertenece a algún despacho fiscal, consigue citas sobornando a funcionarios del SAT, mismas que posteriormente vende a sus clientes. Estas versiones fueron corroboradas posteriormente por la propia jefa del SAT, quien admitió que había funcionarios implicados en el fenómeno.

“El tema de la saturación ocurrió hace como dos meses, lo que detectamos es que están metiendo robots, empresas, sobre todo, despachos contables, atrapaban las citas y ellos las vendían, obviamente estaban coludidos con algunos funcionarios del SAT”.

En consecuencia, la autoridad empezó a cancelar las citas que detectó podían proceder de coyotes.

Cuentas de Twitter para encontrar citas

También han surgido iniciativas perfectamente legales de parte de la ciudadanía, como la cuenta de Twitter @SATsincitas, que se dedica a compartir los reportes de los mismos contribuyentes que encuentran citas disponibles, facilitando así que quienes sigan la cuenta, generen su cita antes de que se acaben.

Esto, por supuesto, no acaba con el problema subyacente de la escasez de citas, sino que sólo ayuda a que los contribuyentes que tengan la fortuna de seguir a esta cuenta puedan programar una. La situación sigue siendo la misma: la cantidad ofrecida por la autoridad fiscal sigue siendo insuficiente. Por otro lado, el fisco incrementó sus horarios de atención en el marco de la presentación de la declaración anual de personas morales, en un intento de paliar la escasez.

Además, algunos usuarios de la red social usan las alertas de @SATsincitas para enterarse del momento en que hay citas disponibles para, rápidamente, acapararlas para sus clientes, a los que las venden.

El usuario @d19slayun14 oferta citas en entre 100 y 150 pesos en los propios hilos de comentarios de @SATsincitas y asegura poder generar varias decenas de ellas cada que las hay disponibles, en todos los estados de la república.

“Yo agendo citas para toda la República mexicana para el estado que más batallo es en Tabasco ya tengo los datos preguardados y se sale de la nada (sic)”, explica.

Al contactar al administrador de @SATsincitas por mensaje privado para hablarle de esto, admitió creía que muchas personas usaban su comunidad para acaparar citas y venderlas.

“Es por eso que tratamos de avisar cuando haya disponibilidad. La idea es que la gente se entere sin la necesidad de pagar”, explicó. “Lamentamos mucho que esto ocurra. Esta iniciativa tiene como fin ayudar a las personas para que no sean víctimas de algún abuso”.

 

Temas relacionados: