Vacuna experimental contra el COVID-19, de Johnson & Johnson, da resultados en monos

Foto: Cortesía

Internacional

La vacuna experimental de coronavirus de Johnson & Johnson protegió a un grupo de monos con una sola inyección en un primer estudio, lo que llevó al fabricante de medicamentos estadounidense a iniciar ensayos en humanos este mes.

Todos los animales que estuvieron expuestos al patógeno causante de la pandemia seis semanas después de la inyección eran inmunes, excepto uno, que mostró niveles bajos del virus, según un estudio publicado en la revista médica Nature. El gigante de la salud inició los ensayos en humanos el 22 de julio en Bélgica y en EU a principios de esta semana.

Los datos "muestran que nuestro candidato a la vacuna contra el SARS-CoV-2 generó una fuerte respuesta de anticuerpos y proporcionó protección con una sola dosis", dijo Paul Stoffels, director científico del farmacéutico, en el comunicado. "Los resultados nos dan confianza a medida que avanzamos en el desarrollo de nuestras vacunas y la fabricación de lujo".

J&J tiene como objetivo embarcarse en la última fase de pruebas en septiembre, comprimiendo la línea de tiempo tradicional mientras compite contra otros como GlaxoSmithKline y AstraZeneca para una oportunidad para poner fin a la pandemia. Aunque otros han sido más rápidos en el desarrollo, ya que Astra ya administró su vacuna experimental a casi 10 mil personas solo en el Reino Unido, obtener protección con una sola dosis podría ser una ventaja en el desafío logístico de implementar programas de vacunación masiva en todo el mundo.

Las vacunas Covid de segunda generación están diseñadas para impactar sobre la velocidad .

La compañía, que recibió un capital de 456 millones de dólares de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico, ya ha iniciado conversaciones con Estados Unidos, la Unión Europea y los gobiernos de todo el mundo sobre el suministro de su vacuna en caso de que tenga éxito en la clínica. La compañía aún no ha determinado el precio de su inyección, aunque los altos ejecutivos sugieren que se ofrecerá sin fines de lucro mientras dure la pandemia.

La tecnología del fabricante de medicamentos con sede en New Brunswick, Nueva Jersey se basa en el adenovirus humano, un tipo de virus del resfriado común. Es un enfoque que quizás sea más conocido por su uso en una vacuna contra el ébola.

 

Temas relacionados: