Tratamiento a Trump da 'validación definitiva' a terapia de Regeneron contra el COVID-19

Foto: Cortesía

Internacional

Regeneron Pharmaceuticals registró su mayor alza en casi siete meses, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibiera el cóctel de anticuerpos de la empresa de biotecnología para tratar el COVID-19.

El tratamiento del presidente Trump fue la “validación definitiva” para Regeneron, según el analista de SVB Leerink Geoffrey Porges.

Al igual que Regeneron, Eli Lilly & Co. y AbCellera Biologics están desarrollando una terapia con anticuerpos, no solo como tratamiento para el virus sino también como tratamiento preventivo. Cuando se usa como profiláctico, estos productos podrían considerarse una vacuna pasiva, a diferencia de las inyecciones activas que la mayoría de la gente considera como una vacuna, dijo la semana pasada Sam Fazeli de Bloomberg Intelligence. AstraZeneca, así como GlaxoSmithKline y su socio Vir Biotechnology están probando terapias similares.

Trump ha estado prometiendo una vacuna “sorpresa” antes de las elecciones de noviembre, mientras que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha luchado bajo la presión para mantener su enfoque científico mesurado, al tiempo que el Gobierno lanza acusaciones de estancamiento en la agencia.

Las acciones de Regeneron subieron 9.8 por ciento, el mayor avance intradía desde el 17 de marzo. La acción ha subido casi 60 por ciento este año.

Porges indicó que la terapia de Regeneron puede obtener una autorización regulatoria de emergencia en “cuestión de días”. Fue uno de varios medicamentos que recibió Trump, junto con el remdesivir de Gilead Sciences y el esteroide genérico dexametasona. Ese es un paso inusual, según Porges, quien tiene un título en medicina de la Universidad de Sydney. Señaló que no sabía de ningún otro paciente con COVID-19 que hubiera sido tratado con los tres medicamentos.

“Es probable que tanto la compañía como el personal médico de la Casa Blanca hayan tenido acceso a mucha más información sobre REGN-COV2 de la que la compañía ha revelado públicamente hasta ahora”, apuntó Porges en una nota de investigación. “Dadas esas circunstancias, parece probable que el conjunto de datos completo para el tratamiento sea tan bueno o mejor que el de los 275 pacientes iniciales de un ensayo divulgado la semana pasada”.

 

Temas relacionados: