10
Lun, May

Tras críticas, Biden sí subirá cifra de refugiados

Por: Cortesía

Internacional

El presidente Joe Biden firmó ayer una determinación de emergencia que según las autoridades aceleraría la admisión de refugiados a Estados Unidos, pero no levantó de inmediato el límite históricamente bajo de su predecesor de 15 mil refugiados para este año.

Sin embargo, más tarde, la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó que se espera que el “presidente establezca un límite de refugiados final y aumentado para el resto de este año fiscal antes del 15 de mayo”, luego de críticas de los demócratas.

La representante Ilhan Omar y el senador Robert Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, condenaron el anuncio. También la congresista Alexandria Ocasio-Cortez. Otro senador que criticó la medida fue Dick Durbin.

El senador republicano Tom Cotton dijo: “Mantener el cupo de refugiados del expresidente Trump es una señal prometedora de que el presidente Biden entiende que sus políticas de fronteras abiertas han fracasado”.

El demócrata Menéndez publicó una carta que envió a Biden criticando la demora de la administración, diciendo que “no sólo ha obstaculizado el número de refugiados a los que se permite la entrada a Estados Unidos, sino también ha impedido que el Departamento de Estado admita a refugiados examinados que actualmente esperan en el sistema y que no encajan en las categorías de refugiados sin precedentes designadas por la administración Trump”.

Las nuevas asignaciones brindan más espacios para los refugiados de África, Medio Oriente y América Central y levantan las restricciones de Trump sobre los reasentamientos desde Somalia, Siria y Yemen.

Desde que comenzó el año fiscal el 1 de octubre, más de 2 mil refugiados han sido reasentados en Estados Unidos.

Un alto funcionario de la administración dijo que las nuevas asignaciones de Biden, formalizadas en una determinación presidencial de emergencia, podrían resultar en admisiones más rápidas de refugiados ya examinados.

Hace más de dos meses, Biden se comprometió a aumentar el límite de refugiados para el próximo año fiscal a 125 mil y señaló que trataría de hacer un “pago inicial” este año, pero reconoció que no sería fácil.

La Casa Blanca dijo que tiene la intención de utilizar las 15 mil plazas bajo el límite actual.

Según la nueva asignación de Biden, se reservan alrededor de 7 mil plazas para refugiados de África, mil de Asia oriental, mil 500 de Europa y Asia central, 3 mil de América Latina y el Caribe, mil 500 de Oriente Próximo y Asia Meridional y una reserva de unas mil plazas para ser utilizado según sea necesario.

Los funcionarios citaron la pandemia de Covid-19 en curso, pero dijeron que las campañas de vacunación y pruebas en expansión están facilitando el proceso de nuevas admisiones de refugiados. Otra preocupación ha sido el ritmo récord de migrantes no acompañados que cruzan la frontera sur. El enviado especial para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, dijo que EU y México estudian fórmulas para ayudar económicamente a la región y declaró que Estados Unidos apunta a combatir la corrupción en Centroamérica para frenar la migración.

 

Temas relacionados: