Sube a 176 cifra de víctimas por avión que se estrelló en Irán

Foto: Cortesía

Internacional

Un avión de pasajeros Boeing 737-800 con destino a Ucrania se estrelló en Irán poco después de su despegue sin dejar sobrevivientes.

Ukraine International Airlines informó que 167 pasajeros y nueve miembros de la tripulación iban a bordo del vuelo 752, que se estrelló a las 6:18 horas locales del miércoles (martes por la noche en la Ciudad de México) en Sabashahr, cerca de Teherán. Ucranianos, iraníes y canadienses volaban en la aeronave, indicó.

Entre las víctimas había 82 iraníes, 63 canadienses y 11 ucranianos (dos pasajeros y los nueve trabajadores), explicó el ministro de Exteriores de Ucrania, Vadim Prystaiko. En el siniestro fallecieron además 10 ciudadanos suecos, cuatro afganos, tres alemanes y otros tres británicos.

El jefe de la Organización de Gestión y Mitigación de Desastres de Teherán, Mansour Darajati, dijo que las primeras evaluaciones sugieren que el accidente fue causado por un problema técnico, informó la Agencia de Noticias de la República Islámica (IRNA, por sus siglas en inglés).

Otro medio estatal señaló que un funcionario de la Organización de Aviación Civil de Irán indicó que la aerolínea no había declarado ninguna emergencia.

Imágenes en televisión mostraban los trabajos de recuperación en el lugar del accidente, donde se podía ver metal y otros escombros esparcidos por el sitio.

Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania declaró que la prioridad es identificar a las personas que murieron en el accidente. La aerolínea indicó que estaba cooperando estrechamente con las autoridades de aviación.

La tragedia se produce en un tenso momento tanto para Irán como para Boeing.

Irán ha disparado más de una docena de misiles contra bases aéreas iraquíes-estadounidenses en represalia por el asesinato la semana pasada de su máximo general, Qassem Soleimani. Justo antes del accidente, reguladores de aviación estadounidenses habían emitido nuevas restricciones para prohibir vuelos civiles sobre Irak e Irán.

Mientras tanto, Boeing todavía se está recuperando de una de sus peores crisis después de dos desastres que involucraron a su avión más vendido, el 737 MAX, sucesor de la aeronave que se estrelló y que ha paralizado todas sus operaciones a nivel mundial desde marzo.

Según el derecho internacional, Irán debería encabezar las investigaciones debido a que el accidente ocurrió en su territorio.

Sin embargo, pocas naciones tienen la experiencia y las instalaciones técnicas necesarias para realizar una investigación completa de los accidentes, por lo que Estados Unidos, Francia u otros países a menudo brindan asistencia. Por ejemplo, los datos de las cajas negras del avión deberán descargarse en un laboratorio especializado y solo existen unos pocos en todo el mundo.

Las normativas internacionales para las investigaciones de accidentes aéreos también permiten que el país que fabricó el avión participe en una investigación.

Esa disposición permite a los fabricantes del avión ofrecer su experiencia técnica. Pero el actual conflicto político entre Irán y EU probablemente complicará la participación de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte estadounidense y de Boeing.

El sitio web Flightradar24 mostró que el avión 737-800 salió del Aeropuerto Internacional Imam Khomeini, en Teherán, hacia el Aeropuerto Internacional Boryspil, en Ucrania.

“Estamos al tanto de la información de los medios en Irán y estamos recabando más información”, destacó en un correo electrónico Gordon Johndroe, portavoz de Boeing.

El avión despegó y alcanzó una altitud de aproximadamente 2 mil 408 metros y viajaba a unas 483 kilómetros por hora cuando dejó de transmitir su posición y desapareció, según datos proporcionados por Flightradar24. Otras aeronaves que despegaron desde Teherán fueron monitoreados con total normalidad, precisó Ian Petchenik, vocero de Flightradar24.

Un empleado de Ukraine International Airlines que tomó la línea general en un llamado declinó hacer comentarios. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, interrumpió un viaje a Omán para ir a Kiev, según su oficina.

El sitio web planefinder.net, que monitorea vuelos en todo el mundo, señaló que el avión de dos motores que se estrelló tenía tres años y que fue entregado en julio de 2016.

Boeing aún enfrenta las consecuencias de los accidentes en Indonesia, en octubre de 2018, y Etiopía, en marzo pasado. Esos desastres, que dejaron casi 350 muertos, involucraron al avión 737 MAX del fabricante estadounidense, que lleva 10 meses sin volar en todo el mundo. Tanto el 737-800 como el 737 MAX son variantes de los aviones de fuselaje estrecho 737 de Boeing, pero el 737-800 no ha dejado de volar.

Boeing aún está desarrollando una solución para los defectos descubiertos en un sistema de control de vuelo nuevo para el modelo 737 MAX. El 737-800 que se habría estrellado cerca de Teherán el miércoles no tenía ese sistema.

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario
Contrata este espacio publicitario