¿Quieres prevenir la demencia? Camina más y deja de tomar tantas vitaminas

Foto: Cortesía

Internacional

Si deseas salvar tu cerebro, concéntrate en mantener bien el resto de tu cuerpo con ejercicio y hábitos saludables en lugar de tomar píldoras de vitaminas, nuevas pautas para prevenir la demencia.

Alrededor de 50 millones de personas tienen demencia actualmente, y la enfermedad de Alzheimer es el tipo más común. Cada año trae 10 millones de casos nuevos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque la edad es el principal factor de riesgo, "la demencia no es una consecuencia natural o inevitable del envejecimiento", detalló.

Muchas afecciones y comportamientos de salud afectan las probabilidades de desarrollarlo, y la investigación sugiere que un tercio de los casos son prevenibles, destacó María Carrillo, directora científica de la Asociación de Alzheimer, que ha publicado consejos similares.

Como la demencia es actualmente incurable y muchas terapias experimentales han fallado, centrarse en la prevención puede "darnos más beneficios a corto plazo", enfatizó.

Gran parte de los consejos de la OMS son de sentido común y se hacen eco de lo que dice el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos.

Eso incluye hacer suficiente ejercicio; tratar otras condiciones de salud como diabetes, presión arterial alta y colesterol alto; tener una vida social activa y evitar o frenar hábitos nocivos como fumar, comer en exceso y beber demasiado alcohol.

La evidencia es débil de que algunos de estos ayudan a preservar las habilidades de pensamiento, pero se sabe que ayudan a la salud general, indicó la OMS.

Comer bien, y posiblemente seguir una dieta de estilo mediterráneo, puede ayudar a prevenir la demencia, según las pautas. Pero adoptan una postura firme contra las píldoras de vitamina B o E, el aceite de pescado o los suplementos multicomplejos que se promueven para la salud del cerebro, porque hay una fuerte investigación que demuestra que no funcionan.

"Actualmente no hay evidencia que demuestre que tomar estos suplementos en realidad reduce el riesgo de deterioro cognitivo y demencia, y de hecho, sabemos que en dosis altas pueden ser dañinos", dijo la Dra. Neerja Chowdhary de la OMS.

"Las personas deberían buscar estos nutrientes a través de los alimentos, no a través de suplementos", acordó Carrillo.

La OMS tampoco aprobó los juegos y otras actividades destinadas a impulsar las habilidades de pensamiento. Esto se puede considerar para personas con capacidades normales o deterioro leve, pero hay evidencia de beneficio de baja a muy baja.

No hay suficiente evidencia para recomendar antidepresivos para reducir el riesgo de demencia, aunque pueden usarse para tratar la depresión, según el informe.

Los aparatos auditivos tampoco pueden reducir el riesgo de demencia, pero las personas mayores deben someterse a pruebas de detección de pérdida de audición y tratarse en consecuencia.

 

Temas relacionados: