24
Dom, Oct

Por: Cortesía

Internacional

Pese a donativos millonarios, Notre Dame pide más dinero

El diócesis católico de París dijo el lunes que busca recaudar seis millones de euros para restaurar y modernizar el interior de la catedral de Notre Dame, que fue casi destruida hace dos años a causa de un incendio.

El presidente Emmanuel Macron se comprometió a dejar lista Notre Dame para el año 2024, y hasta ahora más de 800 millones de euros han sido donados por privados para su reconstrucción.

Sin embargo, hasta hace poco se aprobó una ley que estipula que los fondos recaudados sólo servirán para la restauración estructural y conservación del inmueble patrimonial, del cual es propietario técnicamente el Estado francés.

El arzobispo de París, Michel Aupetit, declaró en un comunicado que la suma que se busca recaudar sería para actualizar el diseño del interior por donde se realizan los tours, así como nuevos muebles y sistemas de iluminación y sonido.

Varios artistas han ofrecido donar su tiempo y habilidades para apoyar en los trabajos. Los fondos también están siendo buscados entre patrocinadores, a través de la Notre-Dame Foundation y de la asociación sin fines de lucro estadounidense Friends of Notre-Dame de Paris.

El segundo semestre de 2021 marca el inicio de la restauración propiamente dicha, aunque algunos trabajos ya han empezado: el protocolo para probar en la capilla de San Fernando y Nuestra Señora de Guadalupe el proceso de limpieza que se usará en las 24 capillas de la catedral, que se ha probado con éxito.

También se ha hecho ya la selección y tala de los 1.000 robles cuya madera se usará para reconstruir la armazón del transepto y la aguja, destruidos en el incendio.

Los estudios para la reconstrucción, muy avanzados, han permitido zanjar la polémica sobre si realizar una intervención fiel a la versión original o añadir una apuesta contemporánea.

Macron dio en julio de 2020 el visto bueno al plano de reconstrucción, aunque según la entidad responsable de las obras será cercano al de la cubierta desaparecida pero no idéntico.

"No será un simple facsímil de la obra desaparecida. Fiel al diseño medieval, restituirá las reparaciones pertinentes en el plano estructural o patrimonial", indica el organismo en una nota.

La catedral ha recibido donaciones de todo el mundo por valor de 833 millones de euros (casi 1.000 millones de dólares), una cantidad que puede resultar espectacular pero que podría no ser suficiente para el total de las obras y los gastos que quedan por cubrir, por lo que la demanda de donativos continúa. 

 

 

Temas relacionados: