OIT advierte pérdida en el capital de habilidades y competencias por caída masiva del empleo

Foto: Cortesía

Internacional

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió sobre la pérdida en el capital de habilidades y competencias de las personas por la masiva caída del empleo debido a la crisis económica por la pandemia de COVID-19, lo que dejará como secuela una “brecha de habilidades” que requerirá de una renovación en las estrategias de formación profesional en América Latina.

“Una de las preocupaciones surgidas en medio de esta crisis apunta a contener la pérdida en el capital de habilidades y competencias de las personas por la masiva caída del empleo. (…) La demanda por nuevas habilidades crecerá y se requerirán programas para reconvertir, recalificar y reinsertar trabajadores”, subrayó este jueves la organización.

En una nueva nota técnica de la oficina de la OIT en la región titulada "Formación profesional en la respuesta a la crisis y en las estrategias de recuperación y transformación productiva post COVID-19”, se señala que la formación profesional debe encarar el desafío de recalificar a los trabajadores que perdieron aquellos empleos que no volverán y facilitar la transición para los que lleguen impulsados por las medidas de reconversión productiva e impulso a la recuperación.

“Las personas que pierdan su empleo y no puedan encontrar vacantes abiertas para utilizar sus habilidades deberán ingresar a programas de recalificación y actualización, y en consecuencia quienes no encuentren acceso a dichos programas, no podrán fácilmente reincorporarse en trabajos de calidad y sus competencias podrían tornarse obsoletas en corto tiempo”, indica la nota.

La OIT señala que aún es incierto el pronóstico de las actividades económicas que demandarán empleos en la etapa de reconversión y apertura; no obstante, hay indicios de crecimiento del empleo en sectores como la construcción, el comercio al por menor y al por mayor, así como en habilidades digitales aplicadas en ámbitos como la educación, salud, cuidados, comercio, recreación y gestión de empresas, entre otras.

“El gran espacio de la formación profesional en el corto plazo está enfocado en facilitar el acceso a opciones de recalificación o reconversión laboral para los trabajadores que han perdido sus empleos”, apuntó.

Por ejemplo -añade el organismo- durante la crisis COVID-19 se incrementaron las compras a través de internet, lo que incidirá en la demanda por ocupaciones asociadas con el comercio electrónico, ya que probablemente quedará un cierto arraigo de la tendencia a comprar en línea más allá de la crisis sanitaria, al igual que ocurrirá con la mezcla de trabajo en oficina versus trabajo a distancia.

La nota de la OIT también pone en el foco la evolución del empleo en ocupaciones de baja calificación que utilicen competencias poco complejas y de mayor intensidad habilidades relacionadas con el trabajo manual.

“Los ocupados en estos empleos pueden ser desplazados si las tendencias de digitalización y automatización se acentúan y deberían disponer de programas de recalificación para reengancharse en el mercado de trabajo”, proyectó.

 

Temas relacionados: