28
Sáb, Nov

Nigeria bajo fuego: Policías disparan a matar a manifestantes en Lagos

Foto: Cortesía

Internacional

Tras ocho días de protestas en Nigeria para ponerle fin a la violencia policial, ya suman al menos 56 personas muertas, 38 de ellas durante la represión militar de este martes en Lagos.

Isa Sunasi, responsable de la Amnistía Internacional (AI) en Nigeria, informó este jueves que “la cifra se mantiene en 56”, por lo que “urgió a las fuerzas de seguridad a actuar con moderación y precaución”, así como respetar “el derecho a la libertad de reunión y circulación” de la población.

Se sabe que al menos 12 perdieron la vida este martes en el distrito de Alausa y la estación de peake de Lekki, en Lagos, donde militares abrieron fuego contra los congregados. Dicha represión se produjo 2 semanas después del inicio de estas protestas bajo el lema “End SARS” (Acabar con SARS”), cuyas siglas son conocidas como Escuadrón Especial Antirrobo de la Policía nigeriana.

ONU pide investigar abusos policiales

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, instó este miércoles a las autoridades de Nigeria a que se ponga fin a la brutalidad policial y los abusos policiales denunciados en este país africano, sacudido por masivas protestas contra los abusos de los cuerpos de seguridad.

Guterres “condena la escalada de violencia registrada el 20 de octubre en Lagos, que desembocó en múltiples muertes y causó muchos heridos”, aseguró su portavoz Stephan Dujarric.

Asimismo, el secretario general “instó a las autoridades nigerianas a que investiguen dichos incidentes y a que presenten a sus responsables ante la justicia”, además las animó a que “exploren rápidamente vías para desescalar la situación”.

El diplomático portugués también pidió a las fuerzas de seguridad del país africano que actúen siempre con la máxima contención, mientras que llamó a los manifestantes a protestar de manera pacífica y a evitar la violencia.

UA condena violencia contra manifestantes

Este jueves se han sumado nuevas voces de condena ante la creciente crisis social que atañe a la nación más populosa de África, con más de 195 millones de personas -la mitad de ellas menor de 18 años- hastiadas de la alta tasa de desempleo, la corrupción y la creciente inseguridad, sobre todo, en el norte del país.

El presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki, condenó hoy “enérgicamente” la violencia contra los manifestantes e instó a los “actores políticos y sociales” a “respetar los derechos humanos y el Estado de derecho”.

Además, la UA, tras haber sido acusada de guardar silencio por grupos pro derechos humanos, alabó la disolución del Escuadrón Especial Antirrobo (SARS) y pidió que los responsables de actos violentos rindan cuentas ante la Justicia.

A su vez, la secretaria general de la Commonwealth (Mancomunidad Británica de Naciones), Patricia Scotland, condenó en un comunicado la violencia en Nigeria y subrayó que los culpables de haber cometido tales “actos cobardes” deberán rendir cuentas.

 

Temas relacionados: