03
Mié, Mar

Miles en China honran a Li Wenliang, el médico que 'destapó' el covid-19

Foto: Cortesía

Internacional

Miles de usuarios de redes sociales en China rindieron este sábado homenaje a Li Wenliang, en el aniversario de la muerte de este médico que fue el primero en alertar sobre la epidemia del coronavirus.

Además, un pequeño grupo de personas colocó flores en el exterior del hospital donde se detectó el primer caso del virus, en memoria del doctor.

Li, que formaba parte del grupo de doctores en Wuhan que advirtió que un virus similar al SARS se propagaba en esta ciudad del centro de China en diciembre de 2019, fue reprendido por la policía por divulgar "rumores".

La muerte de Li en febrero de 2020, tras resultar contagiado del virus por un paciente, generó una ola de duelo nacional y numerosas críticas contra el gobierno por su manera poco transparente de hacer frente a la crisis sanitaria.

Su muerte fue informada inicialmente por la prensa estatal china la noche del 6 de febrero de 2020, pero los medios rápidamente retiraron sus informes.

Unas horas más tarde, en la madrugada del 7 de febrero, el Hospital Central de Wuhan anunció su muerte.

RETÓRICA VICTORIOSA

Desde entonces, el gobierno chino ha centrado su mensaje en destacar la eficacia con la que se ha frenado la propagación del coronavirus en el país, mientras los comentarios críticos son rápidamente borrados por los censores de internet.

Pero la página personal de Li en Weibo -equivalente a Twitter en China- sigue siendo un espacio donde los usuarios pueden conmemorar el trauma del inicio de la pandemia, cuando el gobierno impuso un estricto confinamiento a la ciudad de Wuhan y la provincia de Hubei a la que pertenece.

Miles de mensajes de homenaje fueron enviados con motivo del primer aniversario del fallecimiento del médico.

Pensé que todo el mundo lo olvidaría, al cabo de un año. Pero me equivoqué, usted vivirá para siempre en el corazón de los chinos", se puede leer en uno de los comentarios.

La ciudad de Wuhan ha vuelto prácticamente a la normalidad, con centros comerciales y calles abarrotadas, y hay poca evidencia visible del sufrimiento por el que pasó la ciudad.

La muerte de Li sigue siendo un tema delicado y su familia se ha abstenido de dar entrevistas a los medios.

Si bien su perfil de Weibo ha permanecido en línea, no ha habido un monumento público a gran escala.

 

Temas relacionados: