Mayo será un mes crítico; no se debe bajar la guardia ante el COVID-19: Organización Panamericana de la Salud

Foto: Cortesía

Internacional

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió este martes que la propagación del nuevo coronavirus seguirá acelerándose en Latinoamérica en las próximas semanas e instó a los países de la región a no apresurarse en levantar las medidas de distanciamiento social.

“Como Latinoamérica empezó en marzo, mayo será un mes muy crítico”, expresó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.

Pidió “no bajar la guardia y continuar con las medidas de mitigación y prevención” tras explicar que la pandemia es un proceso que toma tiempo.

Espinal efectuó sus declaraciones en una rueda de prensa transmitida por videoconferencia desde Washington, donde está la sede de la organización.

La directora de la OPS, por su parte, explicó que hay muchas áreas de la región de las Américas donde la cantidad de casos de COVID-19 se está duplicando en pocos días. Citó como ejemplos a Estados Unidos, Canadá, Brasil, Ecuador, Chile y México.

“Este es un indicador preocupante que nos dice que la transmisión es aún muy alta en esos países”, indicó Carissa Etienne. “Deberían implementar todas las medidas de salud pública disponibles” que incluyen exámenes, seguimiento de los contactos de los enfermos y aislamiento de casos positivos.

“Todos tenemos que seguir actuando de manera agresiva para contener esto”, manifestó Etienne. “La presión social y económica que estamos viendo será aún mayor si fallamos en la contención del virus antes de suavizar las medidas de control prematuramente y sobrecargar la capacidad del sistema” sanitario.

La advertencia de la OPS se produjo en momentos en que algunos países han comenzado a flexibilizar sus medidas de prevención. México, por ejemplo, tiene previsto iniciar las clases a mediados de mayo, mientras Colombia ha exceptuado a la actividad da la construcción, que emplea a un gran número de trabajadores, de la cuarentena obligatoria.

Según las autoridades mexicanas, las medidas de distanciamiento social implementadas desde marzo han permitido aplanar la curva de contagios de coronavirus.

El subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, dijo en una conferencia de prensa que actualmente los casos positivos se duplican cada seis días mientras que en el inicio de la emergencia sanitaria ocurría cada dos días.

“Posteriormente tuvimos una inclinación muy drástica de la curva y empezamos a tener duplicaciones cada cinco días y al llegar al día 40 tuvimos nuevamente y estamos teniendo duplicaciones cada seis días”, indicó.

Hasta el lunes, México había reportado 24 mil 905 casos de COVID-19 y 2 mil 271 defunciones.

Las autoridades sanitarias estiman que el pico de contagios se alcanzará esta semana y que, a partir de la próxima, la demanda de atención hospitalaria irá en aumento.

México comenzó a aplicar medidas de distanciamiento social el 23 de marzo y en la mayor parte del país estarán vigentes por lo menos hasta el 31 de mayo.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó recientemente que espera que el 17 de mayo se reanuden las clases y otras actividades no esenciales en municipios con pocos o sin casos de coronavirus.

El mandatario anticipó que el martes por la noche se reunirá con el grupo de especialistas que lo asesoran e informará si esas fechas se mantienen o se extienden.

“Aplanar la curva (...) lo que quiere decir es que, comparado con lo que hubiéramos tenido si no hubiéramos hecho las intervenciones (...) habríamos tenido muchos más casos y en una forma muy precipitada ”, dijo López-Gatell. Añadió que las medidas de distanciamiento social han permitido reducir los contagios hasta en 75 por ciento.

En Colombia, los hospitales de diferentes partes del país empezaron a recibir 2 mil 800 ventiladores mecánicos de una meta de 8 mil para combatir al coronavirus, que hasta ahora ha dejado 7 mil 973 contagiados y 358 fallecidos, informó el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

La víspera, la canciller colombiana, Claudia Blum, indicó que debido a la cuarentena obligatoria que finalizaría el 11 de mayo y el cierre de los aeropuertos no han podido retornar al país más de 9 mil colombianos.

Agregó que hasta el 1 de mayo había 9 mil 594 connacionales varados en 40 países y que han retornado 2 mil 271 en 22 vuelos humanitarios.

En tanto, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, explicó que desde que el gobierno ordenó reactivar parte de la economía -especialmente la construcción- se han retomado más de un millar de obras y el objetivo en los próximos días es llegar a 2 mil , el equivalente a 600 mil empleos.

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, escribió en su cuenta de Twitter que en el país hay 351 contagiados -tras la detección de cuatro nuevos casos en el centro y occidente del país y en la Isla Margarita- y que la cifra de fallecidos se mantiene en 10.

Para hacer frente a la pandemia, el mandatario Nicolás Maduro decretó a mediados de marzo una cuarentena que comenzó a flexibilizarse hace dos semanas para permitir a los niños y personas mayores de 65 años salir por unas horas los fines de semana.

Trinidad, una ciudad amazónica del noreste de Bolivia, enfrenta una explosión de contagios de COVID-19 con escaso personal tras la baja de 30 médicos y enfermeros que dieron positivo a la enfermedad, informaron las autoridades sanitarias. A ello se suma la escasez de reactivos para el diagnóstico.

Los exámenes deben ser enviados por avioneta a la ciudad de Santa Cruz, precisó Marco Rojas, director del hospital German Bush, el más importante de esa ciudad. “Solo tenemos cuatro ventiladores y hay que priorizar a los pacientes más graves”, agregó. El gobierno anunció el envío de personal médico a esa región.

Hasta el martes, Bolivia registraba mil 599 contagios y 82 decesos. No obstante, informes del Ministerio de Salud aseguraron que la tasa de casos positivos está dentro de la media regional con 13 por cada 100 mil habitantes.

La cuarentena obligatoria declarada por el Gobierno finalizará el 10 de mayo y desde la víspera algunas actividades han empezado a volver a la normalidad, principalmente las oficinas recaudadoras de impuestos.

Chile registró cinco muertos en la última jornada, la menor cantidad en tres semanas, elevando el total a 275 fallecidos y 22 mil 16 contagiados.

Sin embargo, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, atribuyó el incremento de infectados, unos mil 200 diarios, al aumento de los exámenes para detectar el virus -unos 8 mil por día-. Además de los sintomáticos, las autoridades buscan activamente a los asintomáticos, que contagian sin saber que están enfermos.

El 85 por ciento de los nuevos contagios están en Santiago, donde cinco nuevas barriadas iniciarán una cuarentena obligatoria el miércoles. Además, para restringir las salidas, se disminuyeron los salvoconductos en las comunas cerradas.

El ministro de Defensa, Alberto Espina, informó que de 336 mil personas controladas por las fuerzas armadas, solo 3 mil no tenían autorización. Los pases los entrega la policía en forma presencial o por internet.

En Argentina, donde hay 4 mil 625 infectados y 262 muertos, se puso en marcha un operativo en dos barrios de Buenos Aires y sus alrededores para identificar a personas infectadas luego de dos fallecimientos en zonas populosas donde las familias viven en condiciones de hacinamiento.

Los operativos tenían lugar en la Villa 31 de la capital y en otra del cercano municipio de Quilmes. La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, señaló que, una vez detectado un caso sintomático, se procederá a realizar la prueba de laboratorio para establecer si esa persona está enferma y proceder a su cuidado, evitando una mayor propagación.

Más del 60 por ciento de los infectados en Argentina se concentran en la capital y la provincia de Buenos Aires, donde están las localidades más populosas.

En los barrios más pobres de la ciudad se han registrado 243 casos y seis muertos, mientras en toda la jurisdicción los fallecidos ascienden a un centenar, según las autoridades.

En América Latina se han registrado casi 232 mil contagiados y casi 13 mil muertos, con Brasil a la cabeza de las infecciones y decesos.

El coronavirus ha infectado a más de 3.6 millones de personas y causado la muerte a más de 253 mil en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

 

Temas relacionados: