Juez rechaza solicitud del Gobierno de EU para bloquear lanzamiento del libro de Bolton

Foto: Cortesía

Internacional

John Bolton, ex asesor de seguridad nacional, derrotó una solicitud de último minuto del Gobierno de Estados Unidos para retrasar la publicación de su libro que pinta un retrato poco halagador del presidente Donald Trump.

Royce Lamberth, juez federal de distrito en Washington, rechazó el intento del Departamento de Justicia de bloquear la publicación por motivos de seguridad nacional, allanando el camino para que La habitación donde sucedió: Memorias de la Casa Blanca salga a la venta el próximo 23 de junio.

En su juicio emitido este sábado, Lamberth escribió: “Bolton ha jugado con la seguridad nacional de los Estados Unidos. Ha expuesto a su país a daños y a sí mismo a responsabilidad civil (y potencialmente criminal), pero estos hechos no controlan la moción ante el Tribunal. El Gobierno no ha logrado establecer que una orden judicial evitará daños irreparables. Su moción es, por consiguiente, denegada".

El martes, el Departamento de Justicia demandó a Bolton por incumplimiento de contrato, alegando que se retiró del proceso de revisión del texto al que accedió a someter cuando obtuvo su autorización de seguridad.

Al día siguiente, la administración de Trump intensificó su respuesta, buscando una orden judicial para detener la publicación del libro, a pesar de que ya aparecían extractos detallados en los principales periódicos y se habían enviado unas 200 mil copias a librerías.

Bolton argumentó que el Gobierno estaba deteniendo la revisión del libro para asegurarse de que no saliera antes de noviembre y perjudicaba las posibilidades del presidente de lograr su reelección. El exasesor también dijo que la publicación está protegida por la Primera Enmienda.

Un presidente ignorante

Según las reseñas y extractos publicados, el libro de Bolton pinta un retrato poco halagador de la Casa Blanca, describiendo a Trump como ignorante de los hechos básicos de la política exterior y motivado en gran medida por el interés político propio.

En un pasaje que ha sido ampliamente informado, Bolton escribió que Trump instó al presidente chino, Xi Jinping, a comprar productos agrícolas de EU porque ayudaría a la campaña de Trump a obtener apoyo político en los estados rurales.

El proceso de revisión previa a la publicación comenzó hace unos seis meses, cuando Bolton presentó un borrador preliminar a Ellen Knight, una funcionaria del Consejo de Seguridad Nacional, según la demanda inicial del Gobierno. Después de varias rondas de ediciones, Knight concluyó en abril que el libro ya no contenía información clasificada, según la denuncia. Pero en mayo, Michael Ellis, un alto funcionario del Consejo, reabrió el proceso de revisión.

Ellis, quien supuestamente descubrió material clasificado al final del proceso de revisión previo a la publicación, no recibió capacitación sobre cómo identificar dicho material hasta junio, según Bolton.

La decisión de Bolton de seguir adelante con la publicación del texto fue una "decisión sin precedentes de un autor que presenta un manuscrito para una revisión previa a la publicación, pero luego abandona el proceso antes de que se complete", argumentó el abogado del Gobierno, David Morrell.

Al ser interrogado por el juez, Morrell afirmó que desconoce si el presidente Trump ordenó personalmente a los funcionarios de inteligencia que designaran cualquier material del libro como clasificado.

"Hay ciertos pasajes en este libro que dañarán la seguridad nacional de Estados Unidos", remarcó el litigante.

Sin embargo, durante toda la semana, los expertos legales descartaron la posibilidad de que la Casa Blanca pudiera detener la publicación del libro, citando el caso del Pentágono, en el que la Corte Suprema rechazó una solicitud similar del presidente Richard Nixon.

 

Temas relacionados: