06
Sáb, Mar

Jack Ma el hombre más rico de China continua desaparecido

Foto: Cortesía

Internacional

Durante las últimas semanas, en China no ha parado de hablarse sobre el “desaparecido” Jack Ma, fundador del gigante del comercio electrónico Alibaba. El hombre más rico del país, con una fortuna de 65,600 millones de dólares, lleva desde octubre de 2020 sin publicar en sus redes sociales y sin aparecer en la televisión o eventos públicos. Algo muy poco común en él.

Nacido en Hangzhou, Ma tuvo una gran dificultad para encontrar trabajo. Desmotivado, comenzó a trabajar como profesor de inglés. Sin embargo, en 1995, durante un viaje a Estados Unidos, descubrió algo que cambió su vida para siempre: Internet. Cuatro años después, fundó desde su apartamento Alibaba, que comenzó como punto de encuentro para proveedores chinos y actores extranjeros interesados en hacer negocio con el gigante asiático. A partir de ahí, la compañía creció hasta convertirse en la novena empresa del mundo por capitalización bursátil.

En noviembre de 2019, tras una exitosa trayectoria, Ma dejó la presidencia de Alibaba. “No quiero morir en la oficina, quiero morir en la playa”, había declarado un año antes al anunciar su decisión de abandonar la empresa que fundó.

Su pronta retirada, con apenas 55 años, ya levantó algunas especulaciones sobre su relación con el Gobierno e hipotéticas presiones, algo que él, miembro del Partido Comunista Chino, siempre negó. Pero los rumores aumentaron en noviembre de 2019, cuando las autoridades chinas congelaron la salida a Bolsa de Ant Group, la empresa de servicios financieros digitales que nació en el seno de Alibaba y de la que es accionista mayoritario. Apenas faltaban 48 horas para que se produjera la operación.

Estaba destinada a ser la mayor salida a Bolsa de la historia y la firma habría rebasado a los primeros bancos estatales. Además, habría sido capaz de controlar un porcentaje elevado del crédito nacional gracias a sus préstamos, inversiones y seguros personalizados. Según se señala en sus seis años de historia, Ant ya ha proporcionado liquidez a 500 millones de personas.

Pero el Partido no podía asumir el riesgo de que ostentara tanto poder alguien que ya no se mostraba tan fiel. En octubre de 2020, en una de sus últimas apariciones públicas, Jack Ma se refirió a los bancos tradicionales “casas de empeño” para defender la necesidad de canales alternativos de financiación como los que ofrece Ant a través de su plataforma Alipay. “Debemos sustituir esa mentalidad por un sistema de crédito basado en big data, empleando las posibilidades tecnológicas actuales”, manifestó.

Tras sus polémicas declaraciones, Ma no ha vuelto a aparecer en público. Ni siquiera participó en el jurado del programa de televisión que él mismo fundó, ‘Los héroes de los negocios en África’. “El señor Ma ya no puede participar a causa de un problema de agenda”, dijo a Financial Times un portavoz de Alibaba. Sin más detalles, fue reemplazado por otro directivo de Alibaba, lo que hizo saltar esas alarmas dados sus aparentes roces con el Gobierno chino en los últimos tiempos.

 

Temas relacionados: