03
Mié, Mar

Ingresan a EU primeros 25 solicitantes de asilo que estaban varados en México

Foto: Cortesía

Internacional

El gobierno de Estados Unidos admitió a los primeros 25 solicitantes de asilo con citas para comparecer ante un tribunal, poniendo fin a su larga espera en México y marcando un hito en el desenlace de una política migratoria clave del ex presidente Donald Trump y que Joe Biden aseguró revertir. 

Los solicitantes de asilo dieron negativo en la prueba de covid-19 en México y fueron llevados a hoteles de San Diego para ponerlos en cuarentena, antes de tomar un avión o autobús a sus destinos finales en Estados Unidos, dijo Michael Hopkins, director ejecutivo de Jewish Family Service de San Diego.

Hopkins dijo que se espera que Estados Unidos acepte a 25 migrantes al día en San Diego, quienes estaban inscritos en el programa "Quédate en México" de Trump, que obligó a las personas que buscaban protección en Estados Unidos a esperar al sur de la frontera hasta sus audiencias judiciales.

De acuerdo con Hopkins, las autoridades pueden procesar hasta 300 solicitantes de asilo por día en el cruce fronterizo de San Diego, sin embargo, no se sabe cuándo cambiarán la cantidad de ingresos diarios. 

Asimismo se espera que para el lunes los migrantes ingresen al paso fronterizo de Brownsville, Texas, y el próximo viernes en El Paso. Las llegadas del viernes son las primeras de un estimado de 25 mil personas con casos activos en el programa "Quédate en México" y varios cientos que están apelando decisiones. 

Los funcionarios estadunidenses advierten a las personas que no vayan a la frontera entre Estados Unidos y México y que se registren en un sitio web que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados lanzará a principios de la próxima semana.

Si bien las llegadas comienzan a devolver el sistema de asilo a la forma en que funcionó durante décadas, hay preguntas sin respuesta, incluido cómo los centroamericanos que regresaron a casa volverán a la frontera entre Estados Unidos y México. Tampoco está claro cuánto tiempo llevará trabajar con todos los casos, y el más antiguo será el primero. 

El presidente Joe Biden está cumpliendo rápidamente una promesa de campaña de poner fin a la política conocida oficialmente como "Protocolos de protección al migrante", que Trump dijo que era fundamental para revertir el aumento de solicitantes de asilo que alcanzó su punto máximo en 2019. 

El programa expuso a las personas a la violencia en México ciudades fronterizas y les hizo extremadamente difícil encontrar abogados y comunicarse con los tribunales sobre sus casos. Alrededor de 70 mil solicitantes de asilo formaron parte del programa desde que comenzó en enero de 2019. Los solicitantes de asilo cuyos casos fueron desestimados o denegados no son elegibles para regresar al país, pero los funcionarios estadunidenses no han descartado algún tipo de alivio más adelante.

La administración Biden, que dejó de inscribir a los recién llegados en su primer día, dijo la semana pasada que los solicitantes de asilo con casos activos serían liberados en los Estados Unidos con avisos para comparecer en los tribunales de inmigración más cercanos a sus destinos finales. Brindó un gran alivio a quienes son elegibles, mientras que los funcionarios de Estados Unidos y la ONU instaron a que no se apresuren a la frontera. 

 

Temas relacionados: